Sanción de 1.200 euros a los dos convocantes de la marcha homófoba en Madrid

Por: EFE

Sociedad
Sanción de 1.200 euros a los dos convocantes de la marcha homófoba en Madrid
Foto: | RRSS

La Delegación del Gobierno en Madrid impondrá una sanción administrativa de 600 euros, lo máximo que permite la ley, a cada uno de los dos organizadores de la marcha del pasado sábado por el barrio de Chueca, en la que se lanzaron consignas homófobas como «fuera sidosos de Madrid» o «fuera maricas de nuestros barrios».

En contexto: la Delegación del Gobierno también ha incoado expediente sancionador de 800 euros a seis de los participantes en la marcha por un delito contra la Ley de Seguridad Ciudadana, ya que portaban, en total, seis bengalas, cinco palos de distintos tamaños y un puño americano.


Así lo ha asegurado este martes en rueda de prensa la delegada del Gobierno, Mercedes González, que ha detallado el informe realizado por la Policía Nacional que ya han remitido a la Fiscalía Provincial de Madrid, que decidirá si se produjo un delito de odio.

La Delegación del Gobierno en Madrid autorizó la manifestación convocada por la Asociación de Vecinos San Blas-Canillejas con el lema «Di no a las Agendas 2030-2050», han señalado a Efe fuentes de la institución, que han precisado que no se autorizó ni una marcha nazi ni una manifestación homófoba.

Según los vídeos que han publicado múltiples usuarios en las redes sociales, los manifestantes portaban pancartas con simbología nazi mientras gritaban «fuera maricas de nuestros barrios», «fuera sidosos de Madrid» o «tú no eres español porque eres blanco». Pero no solo mostraron su repulsa al colectivo LGTBI, sino también a los menores no acompañados o a los inmigrantes.

«Lo sucedido en Chueca es, sin duda, una expresión de intolerancia incompatible con la convivencia en una democracia», advierten en un comunicado los ministerios dirigidos por Irene Montero e Ione Belarra, que subrayan que la homofobia, la transfobia, el racismo o el machismo no tienen cabida en democracia. Este país -continúa- «se merece que Chueca y todos los barrios y pueblos de España estén llenos de diversidad y libertad, no de odio».