The Objective
Publicidad
Sociedad

Estas son las consecuencias psicológicas de tener la presión arterial alta

«Las personas con neuroticismo pueden ser sensibles a las críticas de los demás, a menudo son autocríticas y desarrollan fácilmente ansiedad e ira»

Estas son las consecuencias psicológicas de tener la presión arterial alta

Presión arterial. | Unsplash.

Tener la presión alta, también llamada hipertensión, significa que la sangre de nuestras arterias corre con tanta fuerza que afecta a las paredes y esto puede desembocar en problemas de salud complicados como enfermedades cardiovasculares. Un ataque cardíaco, un accidente cardiovascular, un aneurisma, entre otros. Es una afección común, al igual que la presión arterial baja o hipotensión que por el contrario puede reflejarse en desmayos, mareos, fatiga o visión borrosa.

Es decir, las consecuencias más populares relacionadas con la presión arterial son principalmente físicas, pero un nuevo estudio publicado en la revista General Psychiatry intenta descubrir sus efectos psiquiátricos y psicológicos. Los investigadores comienzan el documento asentando las bases y es que la presión arterial alta es un factor de riesgo principal para la enfermedad cardiovascular, por lo tanto, la relación entre esta afección y los factores psicológicos es innegable. Sin embargo, los efectos causales entre la presión alta y la ansiedad, los síntomas depresivos, el neuroticismo y el bienestar subjetivo no están bien diferenciados. 

En este estudio se ha utilizado una técnica llamada aleatorización mendeliana que consiste en usar pruebas genéticas para representar un factor de riesgo, en este caso la presión arterial, para obtener evidencia genética que respalde esta hipótesis. Esta técnica reduce los sesgos observacionales.

Midiendo la presión arterial. Unsplash

El análisis concluyó que la presión arterial alta tiene relación con el neuroticismo, es decir, con una personalidad neurótica, pero no con la depresión, ansiedad o el bienestar. «Las personas con neuroticismo pueden ser sensibles a las críticas de los demás, a menudo son autocríticas y desarrollan fácilmente ansiedad, ira, preocupación, hostilidad, timidez y depresión. El neuroticismo se considera un factor causal clave de la ansiedad y los trastornos del estado de ánimo», se lee en el papel.

«Las personas con neuroticismo experimentan con mayor frecuencia un alto estrés mental, lo que puede conducir a una presión arterial elevada y enfermedades cardiovasculares. Por lo tanto, el manejo adecuado de la presión arterial puede reducir el neuroticismo, los trastornos del estado de ánimo que inducen neuroticismo y las enfermedades cardiovasculares», añaden los investigadores.

Así se ha estudiado la presión arterial

El diseño del estudio se basó en el análisis bidireccional de la técnica aleatorización mendeliana de dos muestras para explorar la asociación causal entre la exposición (un factor de riesgo) y el resultado (un fenotipo). Las variantes genéticas asociadas a la exposición fueron seleccionadas como variables instrumentales. Para una dirección del análisis de aleatorización mendeliana, los cuatro rasgos de la PA (PAS, PAD, presión del pulso (PP) e hipertensión) se trataron como la exposición, y los cuatro estados psicológicos (ansiedad, síntomas depresivos, neuroticismo y bienestar subjetivo) se trataron como la exposición.

Para la otra dirección del análisis de aleatorización mendeliana, esta asignación se invirtió. El estudio tuvo tres fases: (1) recopilación de datos GWAS de nivel de resumen para los ocho rasgos, (2) exploración de variantes genéticas para servir como variables instrumentales y (3) estimación de los efectos causales de la exposición en el resultado.

Los valores normales de la presión

Para mantener la presión arterial correcta os facilitamos los datos. Será normal cuando los valores estén por debajo de 120/80 mm Hg. La hipertensión o presión arterial alta aparece cuando uno o ambos números de la presión arterial son usualmente mayores de 130/80 mm HG.

Por otra parte, si el número superior de la presión arterial está entre 120 y 130 mm Hg y el valor del número inferior es menor a 80 mm Hg, es una presión arterial elevada. Por último, cuando la presión arterial es menor de 90/60, es una presión arterial baja o hipotensión.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D