The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

Tecnología

Los peligros de enviar demasiados satélites al espacio 

Los planes de lanzamiento de miles de satélites de comunicación que permitirían el acceso a Internet de manera global podrían dar lugar a colisiones debido a la cantidad de residuos espaciales que orbitan alrededor de la Tierra, según un estudio.

Los peligros de enviar demasiados satélites al espacio 

Los planes de lanzamiento de miles de satélites de comunicación que permitirían el acceso a Internet de manera global podrían dar lugar a colisiones debido a la cantidad de residuos espaciales que orbitan alrededor de la Tierra, según un estudio.

Google, SpaceX, Boeing y Samsung están entre las compañías que compiten por lanzar Internet  a escala global a través del despliegue de pequeños satélites que se moverán a lo largo de la órbita baja de la Tierra. Los primeros lanzamientos están previstos para el año que viene.

El doctor Hugh Lewis, profesor de ingeniería aeroespacial de la Universidad de Southampton, ha estudiado las posibles consecuencias de aumentar el tráfico orbital de manera continuada durante un periodo de 200 años. Los resultados sugieren un incremento del 50% en colisiones entre satélites con previsiones catastróficas.

Indudablemente, “las colisiones darían lugar a una mayor cantidad de chatarra espacial en órbita y podrían dañar los servicios que proporcionan banda ancha”, asegura Lewis.

El espacio cuenta ahora mismo con unos 750.000 objetos mayores de un centímetro. De hecho, la chatarra que rodea el planeta es el mayor obstáculo que se encuentran aquellas empresas que pretenden sacar partido de las posibilidades que ofrece el espacio. A una velocidad media de 40.000 km/h, los impactos entre los dispositivos de gran soporte físico podrían emitir una energía equivalente a la explosión de una granada de mano, lo que produciría graves daños a los satélites operativos de la zona.

La Agencia Europea del Espacio ha pedido que este tipo de satélites se mantengan en movimiento a alturas bajas para que, una vez hayan completado su misión, se quemen en la atmósfera de la Tierra. Además los satélites deben poder descargar las baterías, los depósitos de gasolina y tanques de presión para prevenir explosiones que ayuden a la propagación de escombros.

Lewis presentará su estudio en una conferencia europea sobre residuos espaciales a la que espera que atiendan varias de las empresas que lanzarán esos satélites el año que viene.

 

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D