Publicidad

Tecnología

La fiscalía acusa a dos estadounidenses de matar a su vecina embarazada para quedarse con su bebé

La Policía de Fargo (Dakota del Norte, Estados Unidos) ha informado de que una mujer embarazada de ocho meses que había desaparecido hace diez días fue «asesinada violentamente», mientras los fiscales acusan a unos vecinos de matarla para quedarse con su recién nacido. La víctima, Savanna Marie Greywind (de 22 años), desapareció el 19 de agosto, cuando acudió a un domicilio vecino para ayudar con un «proyecto de costura» en Fargo, de acuerdo a la familia de la joven.

La fiscalía acusa a dos estadounidenses de matar a su vecina embarazada para quedarse con su bebé

La Policía de Fargo (Dakota del Norte, Estados Unidos) ha informado de que una mujer embarazada de ocho meses que había desaparecido hace diez días fue «asesinada violentamente», mientras los fiscales acusan a unos vecinos de haberla matado para quedarse con su recién nacido. La víctima, Savanna Marie Greywind (de 22 años), desapareció el 19 de agosto, cuando acudió a un domicilio vecino para ayudar con un «proyecto de costura» en Fargo, de acuerdo a la familia de la joven.

Los vecinos, Brooke Lynn Crews (de 38) y William Henry Hoehn ( de 32), aseguraron inicialmente a los policías que investigaban la desaparición de Greywind que la joven se fue tras ayudar con la costura. Sin embargo, durante un registro al domicilio el pasado 24 de agosto, los investigadores encontraron a un recién nacido que sospechan que es el hijo de Greywind. Ambos han sido detenidos y el bebé, entregado a los servicios sociales.

Tres días después, unos piragüistas encontraron el cuerpo de la joven enganchado a un tronco y envuelto en plástico en el río Rojo del Norte, a su paso por Harwood (Dakota del Norte), cerca de Fargo. Las autoridades también han registrado una granja abandonada en la que voluntarios de búsqueda hallaron «objetos sospechosos».

La autopsia ha determinado que Greywind fue «asesinada de forma violenta», aunque las autoridades no han revelado por el momento más detalles acerac de las circunstancias su muerte ni tampoco de su parto. Aunque Crews y Hoehn han admitido que el recién nacido pertenecía a la víctima, las autoridades le están realizando al bebé pruebas de ADN antes de entregarlo a su supuesto padre, Ashton Matheny. Los dos detenidos están acusados de secuestro, de asesinato y de mentir a la Policía.

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D