Publicidad

Sociedad

La Universidad de Barcelona crea un robot de conversación para ayudar a migrantes

La Universidad de Barcelona (UB) ha creado un robot de conversación para migrantes con información útil sobre certificados de empadronamiento, obtención de nacionalidad, permisos de residencia, y acceso a la sanidad pública y el sistema educativo. Funciona a través de una aplicación móvil que se descarga a través de Facebook y Messenger.

La Universidad de Barcelona crea un robot de conversación para ayudar a migrantes

La Universidad de Barcelona (UB) ha creado un robot de conversación para migrantes con información útil sobre certificados de empadronamiento, obtención de nacionalidad, permisos de residencia, y acceso a la sanidad pública y el sistema educativo. Funciona a través de una aplicación móvil que se descarga a través de Facebook y Messenger.

Según la universidad barcelonesa, los creadores han sido investigadores de la Facultad de Educación, que han contado con la colaboración de profesionales de cinco entidades sociales y técnicos especialistas. También han contado con la participación de personas migrantes.

La UB ha asegurado que el robot responde a las principales dudas que tienen las personas migrantes, es interactivo y explica, de forma fácil, ágil e intuitiva, temas y trámites que desde la universidad han considerado difíciles de entender.

Por el momento, la aplicación solo está disponible en castellano, aunque la universidad prevé traducirla al catalán, al inglés y al francés lo antes posible.

 

 

El robot se ha desarrollado como parte de un proyecto financiado por el Ministerio de Economía y Empresa. El objetivo es investigar sobre el uso que las personas migrantes hacen de la tecnología para así crear herramientas dirigidas a una acción comunitaria que dé respuesta a la exclusión social y digital.

La investigadora principal del proyecto, Begoña Gros, ha explicado que se ha creado la aplicación móvil en base a las necesidades de las personas migrantes. Según Gros, se optó por un robot de conversación tras analizar las aplicaciones que más utilizan las personas migrantes y refugiadas que viven en Barcelona, y comprobar que se comunican mucho más a través de teléfonos inteligentes que de los ordenadores.

En el desarrollo de este nuevo robot, Gros ha seguido una metodología participativa, al contar con la colaboración de profesionales y ciudadanos migrantes vinculados a cinco entidades, la Fundación Migra Studium, PROBENS, Espacio de Inclusión y Formación Casc Antic (Eicascantic), Apropem-nos y la Fundación Servei Solidari.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D