The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
Mundo ethos

Varios policías nacionales aseguran que dos agentes con coches de la Generalitat les vigilaron durante el 1-O

Uno de los declarantes sostiene que «no paraban de comunicar mientras se producía la intervención»

Varios policías nacionales aseguran que dos agentes con coches de la Generalitat les vigilaron durante el 1-O

Varios policías nacionales han explicado que durante el 1-O detectaron en los alrededores de un colegio a dos hombres vestidos de calle que parecían estar reportando la actuación de los antidisturbios con equipos de comunicación y que abandonaron el lugar en un coche del departamento de Presidencia de la Generalitat.

Se trata de un episodio que cinco agentes han relatado este miércoles al tribunal del procés y que ocurrió en torno a las 14 horas en la Escuela Pau Romeva de Barcelona, después de que el jefe del operativo recibiera una llamada avisando de que, junto a un coche de Mossos, había un segundo vehículo no logotipado con dos personas cuya actitud le generó sospechas.

Eso sucedió al tiempo que los agentes de información advirtieron que algunas personas estaban avisando de la llegada inminente de la Policía, por lo que montaron un cerco de defensa y cerraron el colegio. La Policía, ya de camino, tuvo que abortar la operación.

Tras ello, el mando desplegó un equipo de contravigilancia y al cabo de unos minutos, estos agentes informaron de que el colegio había reabierto, por lo que era el momento adecuado para actuar. Pero cuando llegaron se encontraron con un «hecho gravísimo». En la parte de atrás del colegio, había dos hombres vestidos de calle. Uno calzaba botas tácticas y el otro llevaba una defensa extensible en el bolsillo derecho de su pantalón. A los dos se le notaban las armas cortas que llevaban bajo sus chaquetas.

Pero ante todo llevaban unos micros de transmisión auricular y medios de transmisión ocultos que, por los gestos que hacían, cogiéndose constantemente del cuello de la sudadera, parecía que «no paraban de comunicar mientras se producía la intervención» de la Policía. Aunque solo un testigo se ha referido explícitamente a esta pareja como mossos, varios han dejado constancia que por su experiencia y la forma de actuar de esas dos personas parecían ser policías ya que estaban en «actitud vigilante hacia la actuación del colegio».

Cuando los antidisturbios finalizaron, han continuado los testigos, estas dos personas salieron a la carrera hacia un vehículo Seat Ibiza de color gris oscuro y comenzaron a perseguir a las unidades de intervención de la Policía, como «haciendo seguimientos». Los agentes anotaron la matrícula. El coche, han dicho, «estaba a nombre del departamento de la Generalitat, de Presidencia», lo que, en opinión del jefe, despejó sus sospechas sobre el papel de los mossos el 1-O, que él ya cuestionaba por cómo se comportaban los uniformados en los locales.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D