Supervivientes del Holocausto urgen a Facebook que frene el negacionismo

Sociedad

Supervivientes del Holocausto urgen a Facebook que frene el negacionismo
Foto: Ariel Schalit| AP Photo

Supervivientes del Holocausto en todo el mundo han prestado sus voces en una campaña para pedir al jefe de Facebook, Mark Zuckerberg, que tome medidas para eliminar de la red social el negacionismo del genocidio nazi.

En contexto: Zuckerberg desató una controversia el pasado año cuando, en un intento por frenar las fake news, apuntó que no iba a retirar las publicaciones que negasen el asesinato de seis millones de judíos por parte de los nazis. El CEO de esta red social se retractó de sus declaraciones aclarando que si alguna publicación promovía la violencia u odio contra cualquier colectivo sería suprimida de inmediato, aunque añadió que no veía en Facebook la necesidad de «eliminar esas publicaciones porque pienso que hay cosas sobre las que las personas creen de forma errónea. No pienso que lo hagan intencionadamente».

La campaña #NoDenyingIt (#SinNegarlo, en español), coordinada por la Conferencia de Reclamaciones Físicas Judías Contra Alemania, ha utilizado la propia plataforma de Facebook para difundir las peticiones de los afectados, colgando cada día un video en el que se insta a Zuckerberg a cerrar por discurso de odio los grupos, páginas y entradas que niegan el Holocausto.

«Perdí a toda mi familia. Muchos, muchos miembros de mi familia. ¡No se puede negar! Eliminad de Facebook la negación del Holocausto«, ha apuntado en un vídeo Eva Schloss, la hermanastra de Ana Frank.

Facebook borra los mensajes negacionistas en aquellos países donde son ilegales —como en Alemania, Francia y Polonia—, mientras que en otros donde no son un delito —Estados Unidos o Gran Bretaña, por ejemplo— la plataforma evalúa cuidadosamente los posts para determinar si cruzan la línea de lo permitido.

Este mes se han intensificado los reclamos hacia esta red social por considerar que los principales directivos de Facebook, incluido el propio Zuckerberg, no han realizado ninguna acción significativa contra este tipo de contenido. Además, casi un millar de anunciantes —entre ellos gigantes como Coca-Cola o Adidas— han realizado una pausa en su publicidad de Facebook y han indicado que la mayor red social del mundo debería aplicar una mejor política contra la promoción del odio.

La red social se ha negado rotundamente a censurar mensajes políticos, aunque sí ha retirado la publicidad de la campaña electoral de Donald Trump que mostraba un símbolo nazi.