Un hombre es herido al ser empujado en el metro de Barcelona por llevar la bandera de España

General

Un hombre es herido al ser empujado en el metro de Barcelona por llevar la bandera de España
Foto: Alberto Estevez

Un hombre que llevaba una bandolera con los colores de España ha resultado herido, de carácter leve, al ser empujado sin mediar palabra con los agresores por las escaleras de la estación del metro de Urquinaona en Barcelona. El suceso ha ocurrido al término de la manifestación convocada por la asociación de policías y guardias civiles Jusapol en la Via Laietana de Barcelona y de la concentración de signo contrario convocada por los Comités de Defensa de la República (CDR), ambas en las proximidades de la parada de metro de Urquinaona.

Testigos presenciales consultados por el periódico ABC han explicado que el herido ha sido empujado por una persona cuando estaba bajando las escaleras del metro, sin que mediara discusión alguna entre ellos.

La tensión en la ciudad se ha vivido desde la mañana. Los manifestantes convocados por los CDR contra la marcha del sindicato policial Jusapol han increpado a los Mossos d’Esquadra, después de que los agentes hayan practicado identificaciones a varios de los concentrados. La manifestación del sindicato ha buscado lograr una equiparación salarial entre los diferentes cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

La concentración ha reunido a cerca de un centenar de personas en la plaza Malraux de Barcelona, donde los CDR han convocado la protesta después de que el Departamento de Interior modificara el itinerario de su manifestación para evitar que coincidiera con la marcha del sindicato policial Jusapol, ante el riesgo de incidentes.

Los Mossos d’Esquadra desplegaron decenas de furgones policiales para prevenir incidentes y cortaron al tráfico la calle Trafalgar, desde la plaza André Malraux hasta la de Cataluña, donde pretendían manifestarse ambos grupos hasta que el Departamento de Interior se lo impidió.

Al inicio de la concentración de los CDR, los Mossos d’Esquadra procedieron a identificar a varios de los asistentes, a los que aparentemente seleccionaban al azar para posteriormente introducirlos en los furgones policiales para hacer las comprobaciones necesarias de sus datos personales.

Asimismo, a la salida del metro de Arc de Triomf, próximo a la plaza André Malraux, se apostaron cinco agentes antidisturbios que registraron las bolsas y mochilas de algunos de los asistentes a la manifestación.

Las identificaciones y registros indignaron a los concentrados, que increparon a los antidisturbios desplegados en la protesta a gritos de «No merecéis la ‘senyera’ que lleváis», «Los Mossos son fuerza de ocupación» o «Buch dimisión», entre abucheos y silbidos dirigidos a los agentes.

A las 12:00 horas se inició en la Via Laietana de Barcelona la marcha de agentes de Jusapol, autorizada para desfilar por esa calle hasta el Arc de Triomf.

El pasado 29 de octubre, la coincidencia de una manifestación de Jusapol –en homenaje a los agentes que habían intervenido para impedir el 1-O en Cataluña– y una protesta de CDR por la presencia del sindicato policial en las calles de Barcelona desembocó en incidentes y en cargas policiales en el centro de la capital catalana.