Texas autoriza la suspensión provisional de los abortos por el coronavirus

Sociedad

Texas autoriza la suspensión provisional de los abortos por el coronavirus
Foto: Smiley N. Pool

La justicia estadounidense ha autorizado en segunda instancia la decisión del estado de Texas de suspender temporalmente los abortos en el marco de la lucha contra el coronavirus, revocando una decisión tomada el día anterior por un tribunal federal.

Al igual que muchos de sus homólogos, el gobernador de este estado conservador del sur de Estados Unidos ordenó el aplazamiento de intervenciones médicas no urgentes para garantizar la disponibilidad de camas en los hospitales y de equipos de protección para pacientes de COVID-19.

Hace ocho días, el fiscal general del estado, el republicano Ken Paxton, decretó que esta orden también se aplica a los abortos voluntarios, excepto en casos de peligro para la vida de la paciente. Además, la violación de la orden será punible con hasta 180 días de prisión y una multa de 1.000 dólares.

Denunciando una maniobra «ideológica», los defensores del derecho al aborto denunciaron ante la justicia la decisión del fiscal general y, el pasado lunes 30 de marzo por la noche, un juez federal de Austin bloqueó la decisión de Ken Paxton.

El fiscal había apelado ese fallo el martes por la mañana y pocas horas después un tribunal de apelaciones decidió que suspendía «provisionalmente» la realización de abortos «para dar al Tribunal el tiempo suficiente para examinar» los argumentos de las partes.

En un comunicado de prensa, el fiscal Paxton «aplaudió» esta decisión, que, según dijo, «establece las prioridades correctas en la asignación de equipos de protección para los cuidadores».

Más allá de Texas, otros estados conservadores del sur y centro del país consideran que los abortos son intervenciones «no urgentes» que deben ser prohibidas durante la pandemia.

Se han presentado demandas en cinco estados y, a partir del lunes por la noche, distintos jueces fallaron contra las autoridades en Texas, así como de Alabama y Ohio, señalando que la Corte Suprema de Estados Unidos reconoció en 1973 el derecho de las mujeres a abortar sin mencionar una «cláusula» suspensiva en caso de una emergencia de salud.

Estados Unidos tiene el mayor número de casos de coronavirus, con más de 177.000 personas afectadas, y el país registra ya más víctimas mortales que China, superando las 3.400.