Todas las comunidades, salvo Madrid y País Vasco, firman un acuerdo sobre el inicio del próximo curso

Sociedad

Todas las comunidades, salvo Madrid y País Vasco, firman un acuerdo sobre el inicio del próximo curso
Foto: Fernando Alvarado

La ministra de Educación, Isabel Celáa, ha comparecido tras reunirse de manera urgente con las comunidades autónomas para abordar el regreso a los centros educativos, cerrados por la pandemia del coronavirus, en septiembre. En esta reunión se ha llegado a un acuerdo de mínimos con todas las comunidades autónomas, excepto Madrid y el País Vasco.

En contexto: esta reunión llega tras el avance de las medidas excepcionales por parte del Gobierno este pasado miércoles y las críticas recibidas por parte de algunos que no entendían cómo no se había abordado la vuelta a las escuelas en la desescalada.

“La escuela es insustituible”, ha dicho Celáa al inicio de su comparecencia. Tras destacar el “gran impacto” que ha tenido el cierre de las escuelas para “la sociedad en su conjunto”, la ministra ha valorado la reunión con la que se han dado los primeros pasos para diseñar el próximo curso escolar.

Celáa ha recordado ante la prensa que las competencias en materia de educación corresponden a las comunidades autónomas y que la labor del Gobierno es “orientar, recomendar, coordinar” y “propiciar marcos generales” para que las comunidades adapten estas recomendaciones.

“Se han presentado 14 puntos. Se han adherido todas las comunidades autónomas menos Madrid y el País Vasco”, ha desvelado la ministra. Las comunidades han descartado aplicar el protocolo avanzado el miércoles por el Gobierno, pero sí han llegado a este acuerdo de mínimos con indicaciones básicas sobre el inicio del curso.

Primero, Celáa ha adelantado que el curso 2020/2021 comenzará en las fechas habituales de septiembre, con “pautas temporales similares a otros cursos académicos”.

Después, ha anunciado que la actividad lectiva presencial se adoptará como “principio general durante el curso”.

Además, Celáa ha anunciado que “los centros adaptarán sus programaciones didácticas para recuperar los objetivos no alcanzados”. La ministra ha enumerado el resto de puntos, como que los centros docentes deberán “elaborar programas de seguimiento para los alumnos con mayores dificultades o la necesidad del trabajo colaborativo para los docentes, o planes de contingencia para hacer frente a las eventualidades que se produzcan».