Torra exige la dimisión de Lesmes por los correos de jueces críticos con el procés

Futuro

Torra exige la dimisión de Lesmes por los correos de jueces críticos con el procés
Foto: QUIQUE GARCIA

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha exigido este jueves la dimisión del presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, por los correos de jueces críticos con el procés. El mensaje institucional de Torra llega justo cuando se cumple un año del asedio a la Consejería de Economía de Cataluña -en plena operación policial para frenar el referéndum unilateral convocado para el 1-O- y que motivó posteriormente el encarcelamiento de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Torra ha exigido además la puesta en libertad de «todas las personas que están injustamente encarceladas y el retorno de los exiliados, así como la anulación de todas las instrucciones de juzgados y tribunales en relación con el proceso» independentista. El presidente de la Generalitat ha encargado un «informe jurídico» para estudiar las acciones a emprender.

En una declaración institucional desde el Palau de la Generalitat, Torra ha salido al paso de las informaciones publicadas inicialmente por los medios digitales eldiario.es y El Món, según las cuales miembros de la magistratura, en correos corporativos en torno al 1-O, comparaban la situación en Cataluña con el nazismo y se mostraban críticos hacia los responsables del Govern.

Torra ha reclamado «abrir una investigación para determinar los autores de los mensajes e identificar en qué procedimientos judiciales han participado», y ha instado a la Fiscalía General del Estado a «iniciar una investigación para depurar las responsabilidades penales que puedan tener los autores de los mensajes».

«Hoy mismo hablaré con el presidente Pedro Sánchez para pedirle una actuación inmediata y contundente, y que se asuman todas las responsabilidades que haya que asumir por este asunto», que, según ha denunciado, «cuestiona los cimientos de cualquier Estado democrático y de derecho».

Torra considera «inaceptables» los «insultos, llamamientos a defender planteamientos políticos, burlas contra los ciudadanos y amenazas», que muestran a su juicio una «ausencia absoluta de imparcialidad» de determinados jueces, que debería «inhabilitarlos» para «instruir y juzgar a personas investigadas por haber organizado un referéndum».

«La poca confianza que pudiese quedar en la justicia española hoy se ha roto definitivamente. No hay independencia judicial, ni imparcialidad, ni integridad. Hoy los ciudadanos de nuestro país están indefensos ante el sistema judicial español. Podemos afirmar que no hay seguridad jurídica para los independentistas en el Estado español», ha alertado.

El presidente de la Generalitar ha pedido también a las autoridades europeas que «actúen» ante España y las «carencias de su sistema judicial, como lo harían con cualquier Estado que entrase en una deriva autoritaria». Por ello, ha anunciado que se dirigirá a la comisaria de Justicia europea para trasladarle su «preocupación» y su «queja» y advertirle de que «la falta de libertades de los catalanes y la falta de independencia judicial es un problema europeo», de manera que «callar ante el Estado español incentivará a que otros países hagan lo mismo, perjudicando los derechos de todos los europeos».

Por su parte, el vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economía, Pere Aragonès, ha denunciado que los correos demuestran que «vale todo» y que para el Poder Judicial la unidad de España está «por encima del Estado de derecho». 

En declaraciones a RAC1, el dirigente de ERC ha dicho no sentirse sorprendido por estas informaciones, pero ha criticado que para el Poder Judicial «vale todo»: «El Poder Judicial considera que se atacó la unidad de España, que esto se tiene que combatir y que aquí vale todo», ha denunciado el vicepresidente catalán.