Aparecen muertas 300 tortugas atrapadas en redes de pesca en México

Mundo ethos

Aparecen muertas 300 tortugas atrapadas en redes de pesca en México
Foto: Stringer| Reuters

Alrededor de 300 tortugas golfinas, una especie en peligro de extinción, han sido encontradas muertas frente a las costas mexicanas de Oaxaca, en el Pacífico, donde murieron al quedar atrapadas en redes de pesca, según han informado las autoridades locales de Protección Civil.

Los ejemplares de esta especie, la más pequeña de las tortugas marinas, ha sido encontradas en las costas de Barra Colotepec, cerca de la turística población de Puerto Escondido, a donde probablemente se dirigían para desovar.

Tan solo uno de los ejemplares estaba vivo cuando la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) llegó al lugar de los hechos, pero la tortuga llegó muerta a la playa. Una vez allí, los pescadores cavaron un hoyo para enterrar los cadáveres, que se encontraban en estado de descomposición.

El director del pesca del municipio, Lupe López Osorio, ha descartado que la muerte de las tortugas haya sido un hecho intencional, y ha explicado que los pescadores fueron los primeros en intentar rescatar a los animales con sus propios medios.

Por esta razón, lamenta que no haya una oficina de Profepa para poder atender con más rapidez a las tortugas.

“Encontramos esta red conocida como de trasmallo y lo que nos dijeron los pescadores es que no es de lugar, no se usa en estas playas y quizá pudo ser abandonada por un barco atunero que no dio aviso de la pérdida de la red y causó la muerte de las tortugas”, ha explicado el titular de Protección Civil del municipio San Pedro Mixtepec, José Antonio Ramírez.

Profepa ha determinado que la red que provocó la muerte de las tortugas era “una red prohibida de pesca ribereña”.

El pasado viernes autoridades del estado mexicano de Chiapas informaron que hasta ese día se habían registrado 132 muertes de tortugas marinas en el santuario de Puerto Arista, en el municipio de Tonalá. El encargado de la dirección del santuario, Edmundo Aguilar López, señaló que los cuerpos fueron hallados en la playa de Puerto Arista entre el 24 de julio y el 22 de agosto.

Según informes no oficiales, los ejemplares hallados en dicho Santuario presentaban evidencia de interacción con los humanos como golpes, heridas en la cabeza y en el caparazón, o con evidencias de artefactos de pesca en su cuerpo como redes y anzuelos, informa Efe.