The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Siete de cada 10 personas con trastorno bipolar están sin diagnosticar

The Objective
Foto: Cristian Newman | Unsplash

Más de un millón de personas sufre trastorno bipolar en España pero solo 300.000 lo saben. Es decir, siete de cada 10 no han sido diagnosticadas correctamente.

Las personas que sufren este trastorno pierden el control sobre sus emociones y experimentan sentimientos extremos, pasan de episodios de euforia a depresión. El jefe de sección de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, el doctor José Manuel Montes, ha querido resaltar la gravedad del trastorno: "Somos emociones, nos motivan y nos ayudan a seguir viviendo".

Los síntomas depresivos que presentan los pacientes con bipolaridad conducen al diagnóstico erróneo. En la mayoría de ocasiones se confunde con depresión. La aparición de síntomas maniacos destapa el error. Es más, ambas enfermedades mentales suelen ir de la mano. "Las personas que tienen depresiones repetidas van a acabar padeciendo trastorno bipolar", revela el doctor Montes para la agencia Efe.

El trastorno bipolar suele manifestarse entre los 20 y los 30 años. El tiempo medio para el diagnóstico es de 5 años, ya sea por diagnóstico erróneo o al considerar los síntomas como parte de la personalidad del paciente. El carácter de la persona nada tiene que ver con esta enfermedad. La causa es el mal funcionamiento del cerebro en el área encargada de las emociones. 

El tratamiento consiste en medicación que estabiliza el estado de ánimo, pero las últimas investigaciones se centran en intervenciones psicoeducativas que permiten al paciente tener conocimiento de su propia enfermedad, según informa el doctor Montes.

La presidenta de la Asociación Bipolar de Madrid, Isabel Mesa, ha destacado el estigma existente alrededor de este trastorno y ha calificado de "vergonzoso" que las familias traten de ocultarlo. Asimismo, ha criticado que, en las noticias sobre sucesos, los medios de comunicación revelen la enfermedad mental del agresor. Para Mesa, es una práctica denunciable.

Con el fin de acabar con el estigma y visibilizar esta patología, el Hospital Ramón y Cajal  acoge en sus pasillos la exposición #BipolarNoEsBroma, con la colaboración de la compañía Lundbeck. La muestra, que también puede visitarse en el Clínic de Bareclona, presenta los dibujos de los finalistas del concurso de ilustración del relato El Viaje de Carlota.