Treinta años después se demuestra su inocencia.

General

Treinta años después se demuestra su inocencia.
Foto: HANDOUT| Reuters

Después de 30 años en la cárcel, son libres. Un test de ADN demuestra la inocencia de estos hermanastros, Henry McCollum y Leon Brown, ambos discapacitados. Cumplian condena por la violación y asesinato de una niña de 11 años en Carolina del Norte.