The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Nigeria

Triple ataque suicida causa 28 muertos en un campamento de desplazados

Redaccion The Objective
Última actualización: 16 Ago 2017, 2:15 am CEST
Foto: Makama Sule | AP Photo

Tres mujeres kamikazes se han hecho explotar a la entrada de un campo para desplazados en el noreste de Nigeria, causando 28 muertos y más de 80 heridos. Todas las explosiones ocurrieron a 25 kilómetros de la localidad de Maiduguri, epicentro de un conflicto armado entre las fuerzas gubernamentales y el grupo yihadista Boko Haram.

"Tres mujeres activaron sus cinturones explosivos a la entrada de un campamento de desplazados (en la ciudad de Mandarari) causando 28 muertos y 82 heridos", informó Baba Kura, miembro de las milicias civiles que luchan contra el grupo yihadista de Boko Haram.

Las autoridades presumen que las mujeres implicadas en el múltiple ataque pertenecían a Boko Haram. Ibrahim Liman, el comandante de la milicia local que combate a los yihadistas, confirmó los detalles de ataque y dijo que los cerca de 80 heridos habían sido transferidos al hospital de Maiduguri.

El año pasado, los militares de Nigeria arrebataron grandes extensiones de territorio al grupo armado. Pero han vuelto con renovado celo desde junio, matando al menos a 143 personas antes de los bombardeos del martes y debilitando el control del ejército.

Una fuente en el hospital ha confirmado que una "gran cantidad" de pacientes había sido ingresado, reseñó AFP.

"La gente intentaba cerrar sus negocios cuando otras dos mujeres suicidas explotaron sus cargas causando la mayor parte de las muertes", comentó Baba Kura.

El conflicto contra Boko Haram, que ha dejado más de 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados en la región del Lago Chad, ha engendrado una grave crisis humanitaria y alimentaria. El sábado más de 30 pescadores murieron en manos del grupo a orillas del lago Chad cuando dos secciones de combatientes los atacaron.

El grupo ha emprendido una guerra de ocho años para crear un estado islámico en el noreste de Nigeria, y provocó indignación internacional por secuestro de más de 200 colegialas conocidas como Chibok Girls en abril de 2014.