The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Trump asegura que está enviando "soldados armados" a la frontera con México

Redacción TO
Foto: Jose Luis Gonzalez | Reuters

El presidente de Estados Unidos Donald Trump ha vuelto a amenazar este miércoles con cerrar la frontera con México y ha asegurado que ya se están enviando “soldados armados”, después de que un grupo de militares apuntara con sus armas a las tropas estadounidenses.

Según Trump, los soldados de México sacaron las armas contra los efectivos de la Guardia Nacional estadounidense como “una táctica de distracción para los traficantes de drogas en la frontera”.

“¡Mejor que no vuelva a pasar! Ahora estamos enviando soldados armados a la frontera”, ha amenazado el presidente de EEUU.

Trump ha vuelto a amenazar una vez más con enviar más tropas a la frontera por una presunta caravana activa de migrantes que se dirige a Estados Unidos en estos momentos. “Una caravana muy grande de más de 20.000 personas se inició en México. Se ha reducido en tamaño por México, pero sigue llegando. México debe detener el resto o nos veremos obligados a cerrar esa sección de la frontera y llamar al Ejército”, ha apuntado Trump en su cuenta oficial de Twitter.

Hace dos semanas, Trump insinuó que mandaría a “más soldados” a la frontera con México después de escuchar historias de migrantes indocumentados que mueren durante su trayecto al país, aunque su amenaza no se ha hecho efectiva todavía.

Estados Unidos tiene desplegados ya a unos 6.000 militares en la frontera con México, entre soldados en activo y reservistas de la Guardia Nacional, como consecuencia de la voluntad de Trump de marcar músculo ante la llegada de varias caravanas de inmigrantes indocumentados el año pasado. Dadas las limitaciones legales de su misión, los soldados se han dedicado a reforzar la valla fronteriza que separa EEUU y México y a ayudar a la Patrulla Fronteriza (CBP, en sus siglas en inglés) en el transporte de suministros, informa Efe.

A principios de abril, Trump cedió en su amago de clausurar la frontera con México, al afirmar que dará al país vecino un año para detener el flujo de drogas, o de lo contrario impondrá aranceles a sus automóviles antes de decidir si clausura la zona limítrofe. El gobernante reconoció entonces que su amenaza de gravámenes podría interferir en el renovado acuerdo comercial entre EEUU, México y Canadá, conocido como T-MEC y pendiente de ratificación por los poderes legislativos de los tres países.

Las detenciones en la frontera superan ya las del año fiscal anterior

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos ha anunciado que ha detenido a más indocumentados en los primeros seis meses y medio del presente año fiscal –que empezó el 1 de octubre– que durante todo el año fiscal anterior.

Al concluir la pasada semana, los agentes habían detenido desde octubre en la frontera sur de EEUU a más de 414.000 inmigrantes, en comparación a los 396.579 detenidos entre octubre de 2017 y septiembre de 2018.

El número de indocumentados que cruzan la frontera de México con Estados Unidos ha crecido en los últimos meses, sobre todo con solicitantes de asilo centroamericanos, hasta niveles récord en la última década. De hecho, el secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, que hasta hace dos semanas era el jefe de la Patrulla Fronteriza, reconoció a finales de marzo que sus agentes están desbordados ante la oleada migratoria. “La Patrulla Fronteriza enfrenta una crisis humanitaria y de seguridad sin precedentes en toda su frontera sur”.

En el marco de esta crisis, al menos cuatro inmigrantes han muerto bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza, dos de ellos niños de siete y ocho años.