Trump despide a su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, por "fuertes desacuerdos"

Mundo ethos

Trump despide a su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, por "fuertes desacuerdos"
Foto: Susan Walsh

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado el despido fulminante de su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, al subrayar sus «fuertes desacuerdos» con muchas de sus sugerencias políticas. El veterano político, John Bolton, en varias de sus intervenciones ha demostrado ser muy duro con Venezuela, Cuba, Irán, Rusia y Corea del Norte.

«Informé anoche a John Bolton que ya no se requieren sus servicios en la Casa Blanca. Tuve fuertes desacuerdos con muchas de sus sugerencias, así como con otras personas del Gobierno, y por lo tanto le pedí a John su renuncia, que me fue dada esta mañana», ha afirmado Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter. El mandatario además ha dicho que nombrará la próxima semana a un nuevo asesor de Seguridad Nacional.

 

Bolton, conocido por sus posiciones beligerantes respecto a Corea del Norte e Irán, era la tercera persona que ocupaba el cargo desde la llegada de Trump a la Casa Blanca en enero de 2017, tras Michael Flynn y H.R. McMaster. El mandatario también le ha reprochado el fracaso en su estrategia respecto a Venezuela.

Según la agenda enviada por la Casa Blanca apenas una hora antes del anuncio de Trump, Bolton figuraba como uno de los participantes en un acto junto al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin. El ya exfuncionario ha reaccionado desde la misma red social a su despido con un escueto mensaje. «Ofrecí mi dimisión la pasada noche y el presidente Trump me dijo que habláramos de eso mañana», ha apuntado Bolton en Twitter.

John Bolton fue uno de los promotores del falso argumento sobre las armas de destrucción masiva que llevó a la invasión de Irak en 2003. En 2006, el exasesor tuvo que abandonar su cargo de embajador estadounidense ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) después de apenas 14 meses, debido a la negativa del Senado estadounidense a confirmarle definitivamente para ocupar ese puesto.

La oposición demócrata bloqueó su nominación debido a su supuesta intimidación de subordinados durante su paso por el Departamento de Estado, y a sus presuntos intentos de ignorar o suprimir información de inteligencia con la que no estaba de acuerdo, informa Efe.