Trump pide a las universidades que acaben con la política de discriminación positiva de Obama

Mundo ethos

Trump pide a las universidades que acaben con la política de discriminación positiva de Obama
Foto: Darryl Bautista

El Gobierno de Trump pedirá a los institutos y universidades del país que admitan a los alumnos sin tener en cuenta la política de discriminación positiva implantada por la Administración Obama, según informa el diario The New York Times. Esta medida establecía que las universidades debían considerar la raza como un factor de diversidad.

En los últimos años, varias sentencias del Tribunal Supremo han dado a las universidades un margen de maniobra para tener en cuenta la raza durante sus procesos de admisión, aunque el uso de cuotas está prohibido. Por esta razón, los gobiernos anteriores al de Trump han tratado de emitir sus propias interpretaciones respecto a estas sentencias para favorecer o no la discriminación positiva en las universidades.

El Gobierno de Obama consideraba que los estudiantes se benefician de la diversidad en las aulas, por lo que ofreció a las escuelas y universidades unas guías para establecer una política de “acción afirmativa” para favorecer la discriminación positiva. El Gobierno de Trump no está de acuerdo con esta afirmación, por lo que ha decidido acabar con esta medida.

Esta decisión restaura la política implantada durante la Administración de George W. Bush, cuando el Gobierno animaba a las universidades y a las escuelas de secundaria a utilizar “métodos neutrales en cuanto a la raza” a la hora de admitir a estudiantes.

En noviembre, el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, pidió al Departamento de Justicia que volviera a evaluar las políticas que, en su opinión, empujan al departamento a actuar más allá de lo que la ley, la Constitución y el Tribunal Supremo requieren.

Como resultado de esta petición, el Departamento de Justicia ha suspendido siete medidas de la división de derechos humanos del Departamento de Educación. “La rama ejecutiva no puede eludir el Congreso o las cortes creando guías que vayan más allá de la ley y que, en algunas ocasiones, se mantienen en los libros durante décadas”, ha dicho un portavoz del Departamento de Justicia, Devin M. O’Malley.

Esta decisión llega en el momento en que la Universidad de Harvard se enfrenta a una demanda interpuesta por jóvenes de origen asiático que aseguran que fueron excluidos del proceso de admisión para favorecer a otras minorías raciales.