Trump y Bolsonaro sellan una alianza contra el socialismo en su primer encuentro

Futuro

Trump y Bolsonaro sellan una alianza contra el socialismo en su primer encuentro
Foto: Evan Vucci

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el brasileño, Jair Bolsonaro, han formalizado este martes una alianza que promete marcar la política continental, con una ferviente condena al socialismo y varios acuerdos que podrían acercar Brasil a organizaciones multilaterales, como la OCDE y la OTAN.

En su primer encuentro, los dos mandatarios de tendencia ultraderechista han hecho gala de su afinidad política y han agitado la amenaza de una posible intervención militar en Venezuela.«Tenemos una oportunidad verdaderamente histórica de forjar lazos aún más fuertes entre nuestras dos grandes naciones», ha dicho Trump en una rueda de prensa con Bolsonaro en la Casa Blanca.

La reunión venía precedida de una fuerte publicidad sobre su sintonía por parte de la Casa Blanca, cuyo asesor de seguridad nacional, John Bolton, dijo la semana pasada que, igual que al presidente brasileño le apodaron el «Trump de los trópicos», el estadounidense es como el «Bolsonaro de América del Norte».

Trump: «Lo último que queremos en Estados Unidos es el socialismo»

Trump no ha dudado en cargar contra el socialismo: «El crepúsculo del socialismo ha llegado a nuestro hemisferio, y espero que, por cierto, también haya llegado esa hora del crepúsculo, en nuestro gran país … Lo último que queremos en Estados Unidos es el socialismo«, ha defendido el mandatario estadounidense ante su homólogo brasileño.

«Brasil y Estados Unidos están juntos en sus esfuerzos para asegurar las libertades y el respeto a los estilos de vida familiares tradicionales, el respeto a Dios, nuestro creador, contra la ideología de género o las actitudes políticamente correctas, y contra las noticias falsas», ha remarcado por su parte el líder brasileño.

Trump y Bolsonaro forman un eje contra el socialismo en su primer encuentro 1

Trump y Bolsonaro intercambian camisetas de sus respectivas selecciones de fútbol con sus apellidos en el dorsal durante su encuentro. | Foto: Evan Vucci/AP

Bolsonaro se ha ido de Washington con dos logros: la promesa de Trump de apoyarle en su intento de acceder a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y un acuerdo para designar a Brasil como aliado militar estratégico fuera de la OTAN. «Designaré a Brasil como un aliado estratégico fuera de la OTAN, o quizá incluso un aliado en la OTAN. Tendría que hablar con mucha gente, pero quizá será un aliado en la OTAN», ha remarcado Trump.

Por el momento, la Casa Blanca solo ha corroborado la primera medida, un estatus especial que abre la puerta a maniobras conjuntas y la entrega de excedentes de defensa, y que convertiría a Brasil en el segundo país latinoamericano en conseguirlo, después de Argentina. Ambas delegaciones han suscrito además un acuerdo para que las compañías estadounidenses puedan lanzar cohetes transportadores de satélites desde Alcántara, la base que Brasil tiene en la Amazonía, informa Efe.

Trump amenaza con sanciones «mucho más duras» contra Venezuela

Trump ha advertido que Estados Unidos podría imponer sanciones «mucho más duras» a Venezuela, después de las nuevas medidas punitivas anunciadas por el Tesoro y tras instar a los militares venezolanos a que no reconozcan al presidente Nicolás Maduro. «Pedimos a los miembros del ejército venezolano que dejen de apoyar a Maduro, que en realidad no es más que un títere cubano»,

Al reunirse con su homólogo de Brasil, Jair Bolsonaro, otro duro crítico de Maduro, Trump se ha negado a predecir cuándo se irá Maduro pero sí ha dejado clara, una vez más, su postura contra el Gobierno de Nicolás Maduro. «Lo que está sucediendo ahí es una desgracia. Este fue uno de los países más ricos del mundo y, de repente, está agobiado por el dolor y la pobreza: no hay comida, no hay agua, no hay aire acondicionado, no hay nada».

A pesar de que Trump ha reiterado que «todas las opciones» están sobre la mesa y no ha descartado una intervención militar en Venezuela, sí ha defendido que la vía diplomática es la primera opción «hasta las últimas consecuencias».