Ucrania y los separatistas prorrusos intercambian cientos de prisioneros

Energía y medioambiente

Ucrania y los separatistas prorrusos intercambian cientos de prisioneros
Foto: GENYA SAVILOV

Las autoridades ucranianas y los separatistas prorrusos del este de Ucrania han concluido este domingo un intercambio de 200 prisioneros, un acontecimiento que señala una desescalada en el único conflicto armado activo de Europa.

«Las liberaciones recíprocas han terminado», ha indicado la presidencia ucraniana en Facebook, que también ha precisado  que 76 personas regresaban al país. Por su parte, los separatistas prorrusos de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk han dicho a las agencias de prensa rusas que recibieron respectivamente 61 y 63 personas.

El intercambio, el primero de este tipo desde 2017, comenzó sobre mediodía en las inmediaciones del puesto de control de Maiorske, en la parte controlada por Kiev de la región de Donetsk, cerca de la línea de frente.

Varios autobuses, algunos de ellos escoltados por la policía, llegaron al lugar acordonado por militares ucranianos armados. La misma situación se produjo del lado de los separatistas prorrusos de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk. Ambulancias, la Cruz Roja y observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) también estaban presentes.

Los primeros prisioneros comenzaron a descender de un autobús, con aspecto cansado. La mayoría son hombres que llevaban grandes mochilas con sus enseres, pero también habían algunas mujeres.

«Estoy contenta, ¡es el día que esperábamos desde hace mucho tiempo!», exclamaba Viktoria, una ucraniana de 24 años, que precisó que había pasado tres años detenida. Los separatistas la habían condenado a 12 años de cárcel por «alta traición», señalaba. «Aún me cuesta creerlo», declaraba su compañero de detención Volodimir Danilchenko, de 36 años.

Distensión con Moscú

Este intercambio se había preparado a principios de mes, durante el encuentro celebrado en París entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y el ucraniano, Volodimir Zelenski. Era la primera vez que ambos se veían cara a cara. Desde la elección en abril del nuevo jefe de Estado ucraniano, un exactor, se ha producido cierta distensión con el Kremlin. En septiembre, Kiev y Moscú ya intercambiaron 70 detenidos, entre ellos el cineasta ucraniano Oleg Sentsov.

Igualmente, los dos bandos retrocedieron en tres puntos de la línea de frente, y deben producirse otras retiradas de este tipo antes de finales de marzo. Moscú también devolvió a Kiev navíos de guerra aprehendidos por Rusia.

La guerra en el este de Ucrania, último conflicto armado activo en Europa, ha causado más de 13.000 muertos desde que estallara en 2014, unas semanas después de que Rusia se anexionara la península de Crimea. Poco antes se había producido el levantamiento proeuropeo de la plaza de Maidán en Kiev, que precipitó la marcha del expresidente prorruso Viktor Yanukovish.

Occidente y Ucrania acusan  Moscú de apoyar militarmente a los separatistas, pero Rusia lo desmiente.