Un atentado suicida en una boda en Kabul deja 63 muertos y 182 heridos

General

Un atentado suicida en una boda en Kabul deja 63 muertos y 182 heridos
Foto: WAKIL KOHSAR

Al menos 63 personas han muerto y otras 182 han resultado heridas en un atentado suicida en una boda en Kabul, el peor ataque en meses en la capital afgana, en momentos en que la población aguarda un acuerdo entre los talibanes y Estados Unidos.

«Entre las víctimas hay mujeres y niños», ha precisado el portavoz del ministerio del Interior, Nasrat Rahimi, quien dio a conocer el terrible balance de este ataque perpetrado por «un kamikaze que hizo detonar sus explosivos». «La explosión tuvo lugar el sábado a las 22:40 (18:10 GMT) «en la sala de bodas Shar Dubai en el oeste de Kabul», ha indicado.

El Estado Islámico reivindica el atentado 

Tras la negación de los talibanes en su implicación alegando que «este tipo de asesinatos deliberados y brutales y tomar como blanco a mujeres y niños no tiene ninguna justificación», ha sido el Estado Islámico el que ha reivindicado el atentado.

En un comunicado difundido en la red social Telegram, el EI explica que primero se inmoló un atacante suicida, identificado como Abu Asem al Pakistani, y posteriormente explotó un coche bomba. «Cuando las fuerzas de seguridad llegaron al lugar los muyahidines hicieron detonar un coche bomba aparcado, lo que causó 400 muertos y heridos entre los renegados y los miembros apóstatas de las tropas afganas», afirmó el grupo.

La bodas en Afganistán son eventos multitudinarios, con centenares e incluso miles de invitados celebrando juntos el casamiento en salas de dimensiones industriales, donde los hombres generalmente están separados de mujeres y niños. Según un participante, entrevistado por la televisión local, el enlace contó con unos 1.200 invitados.

Mohamad Farhag, una de las personas presentes en la boda, dijo que se encontraba en el área reservada a las mujeres cuando oyó una gigantesca explosión en la zona masculina. «Todo el mundo corrió hacia fuera gritando y llorando», ha explicado a AFP. «Durante unos 20 minutos la sala permaneció lleno de humo. Casi todo el mundo en la sección de hombres estaba muerto o herido», ha agregado, asegurando que dos horas después del ataque continuaban retirando cuerpos de la sala.

Al amanecer, en la sala de fiestas, que tenía los cristales de las ventanas rotos y el techo hundido por la fuerza del estallido, el suelo presentaba manchas de sangre, según un fotógrafo de AFP.