The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Portugal

Un doctor portugués es suspendido después de que un bebé naciera sin cara

Redacción TO
Foto: Iuliia Stashevska | AP

Un doctor portugués ha sido suspendido después de que un bebé naciera sin rostro. Los padres del niño no habían sido conscientes de las anormalidades físicas severas de su hijo hasta que nació a principios de este mes de octubre. Los funcionarios del consejo médico han votado para suspender al obstetra, Artur Carvalho, por acusaciones de negligencia.

Se han presentado varias denuncias que involucran a diferentes bebés. Algunos medios portugueses sostienen que el doctor ha tenido abiertos hasta diez procesos, pero cuatro han sido archivados. Según los funcionarios de salud, hay al menos seis quejas médicas abiertas contra él desde 2013.

Los informes de estos casos, detallados por los medios portugueses, han provocado una indignación generalizada en el país. Hasta el momento, el obstetra no ha comentado públicamente ninguna de las acusaciones.

Una de ellas es la de Rodrigo, que nació el pasado 7 de octubre en un hospital de Setúbal —a unos 50 km al sur de Lisboa— sin ojos, nariz y parte del cráneo. Carvalho llevó a cabo tres ecografías durante el embarazo, pero el médico en ningún momento expresó preocupación alguna sobre la salud del feto.

Según los informes, la madre después se sometió a una prueba más detallada ultrasonido 5D en una clínica diferente cuando estaba embarazada de seis meses. Durante ese examen, se planteó la posibilidad de que existieran anomalías. En este sentido, la tía de Rodrigo explicó a una emisora local que "en ocasiones algunas partes de la cara no son visibles en una prueba ultrasonido, ya que la cara del bebé puede estar pegada al vientre de la madre".

Tras el nacimiento de Rodrigo, los médicos informaron a los progenitores de que su hijo tan solo sobreviviría unas horas. No obstante, tras dos semanas de vida, el niño todavía está bajo atención hospitalaria. Sus padres han presentado una denuncia sobre la negligencia de Carvalho ante la Fiscalía portuguesa.

Más casos de negligencia médica

Otros padres de bebés han presentado ante los medios de Portugal el fracaso del doctor para detectar problemas de salud en los embarazos. Por ejemplo, se ha hecho público el caso de un bebé que nació en 2011 con desfiguración facial, las piernas deformadas y daño cerebral severo.

La madre del niño, Laura Afonso, ha afirmado al periódico Público que formalizó una denuncia penal contra el médico solo para que un fiscal la desestimara. Ahora, a los ocho años, su hijo ha tenido múltiples operaciones, pero aún no puede hablar ni caminar.

Asimismo, se ha conocido el caso de Luana, de ocho años, que nació sin barbilla y con las piernas invertidas —sería el primer error médico registrado del obstetra—. Otra niña, Diana, vino al mundo en 2016 con dos rectos y dos vaginas.

Todas estas negligencias médicas han generado controversia e indignación en Portugal, puesto que los ciudadanos se han planteado si realmente es eficaz el sistema de salud de su país.

El presidente de la Asociación Médica de Portugal (Ordem dos Médicos), Miguel Guimarães, ha dicho que había contactado la semana pasada directamente al obstetra, dada la alarma social que había causado este caso. Carvalho ha dicho que aceptaba dejar de realizar ecografías.

Tras esto, a principios de esta misma semana, el consejo disciplinario se reunió y acordó por unanimidad que el doctor debería ser suspendido por seis meses mientras continuaban las investigaciones.

"Hay pruebas contundentes" de la negligencia del médico, lo que "puede llevar a una sanción disciplinaria", dijo Alexandre Valentim Lourenco, jefe del consejo médico de la región sur a un periodista local después de que anunciara la decisión. Lourenco afirmó que, tras este escándalo, espera que la suspensión del obstetra ayude a "tranquilizar" a las mujeres embarazadas.