The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Un equipo de científicos crea por primera vez 'máquinas vivientes', a medio camino entre robots y organismos

Redacción TO
Foto: Twitter Sam Kriegman

Un equipo de cuatro científicos estadounidenses, dos biólogos y dos expertos en robótica, ha creado por primera vez ‘máquinas vivientes’ con células de ranas, según ha publicado este lunes la revista especializada PANS.

Financiados por el departamento de Defensa de Estados Unidos, Sam KriegmanDouglas BlackistonMichael Levin, y Josh Bongard han combinado dos tipos de células de rana: las células de su corazón y las de su piel. Con ayuda de un superordenador, han predicho el comportamiento miles de agregados de células distintos. Los que mejor funcionaban salieron adelante como experimentos. El resultado se conoce como biobots: no son 100% máquinas ni 100% organismos, sino algo a medio camino. 

Tomando como base el algoritmo diseñado por el superordenador, los científicos han ensamblado ambas células para crear estos híbridos, que apenas tienen el tamaño de un grano de arena y no se parecen a nada que exista actualmente en la naturaleza.

Hasta el momento, las tecnologías más modernas se habían construido con materiales sintéticos, no orgánicos, porque han sido siempre más fáciles de diseñar, fabricar y mantener.  Sin embargo, el éxito del experimento de estos científicos abre nuevas puertas.

El mismo sistema que han usado para diseñar y construir estos ‘biobots’ podría utilizarse, según el informe, para diseñar otras máquinas vivientes con aplicaciones médicas o incluso ambientales. Podrían ayudar a repartir de manera inteligente los fármacos dentro del cuerpo humano, detectar tumores o eliminar placa de las arterias.

También podrían luchar contra la contaminación de los océanos. Bongard plantea que, en un futuro, se podrían liberar biobots en los mares para que agupasen microplásticos para que los barcos los pudiesen recoger. Además, siendo 100% biodegradables, no contaminarían y se convertirían en alimento para los seres marinos.