Un grupo de investigadores españoles desarrolla una técnica inmunitaria contra el cáncer

Energía y medioambiente

Un grupo de investigadores españoles desarrolla una técnica inmunitaria contra el cáncer
Foto: Natanael Melchor

Investigadores del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y de la Clínica Universidad de Navarra han desarrollado una técnica experimental de inmunoterapia. Han confirmado su «potente efecto antitumoral en el tratamiento de melanoma, cáncer de riñón, de ovario y de endometrio» gracias a su eficacia en modelos animales.

Se trata de una técnica de inmunoterapia mediante transferencia genética transitoria, «más efectiva y menos tóxica», según han informado en un comunicado. Han explicado que la terapia celular adoptiva es un tipo de inmunoterapia que utiliza linfocitos T (células relevantes por su función antitumoral) para potenciar el sistema inmunitario del paciente contra el cáncer.

Su aplicación es efectiva en el tratamiento de tumores hematológicos y también en melanoma, en el que se obtiene una tasa de éxito, al menos parcial, del 50%. Sin embargo, sus resultados en otros tumores sólidos no son por el momento satisfactorios.

Según han detallado los investigadores, “la terapia celular adoptiva consiste en extraer los linfocitos T del tumor, activarlos, expandirlos en el laboratorio y volver a infundirlos en el paciente.

Pero este proceso ha demostrado unos «niveles altos de toxicidad y seguridad en ensayos clínicos”, según Iñaki Etxeberria, investigador predoctoral del CIMA y primer autor del trabajo.

Este novedoso abordaje confirma por primera vez el efecto antitumoral de la terapia celular adoptiva en cáncer de endometrio humano injertado en ratones inmunodeficientes. Además mejora el tratamiento sin aparente toxicidad asociada en modelos de melanoma, cáncer de ovario y cáncer de riñón.

Otro de los avances de este estudio es que se ha descrito una nueva forma de administración que mejora los resultados del procedimiento convencional.

Hasta ahora, la terapia celular adoptiva se había probado únicamente por vía intravenosa y con el estudio, según los investigadores, se demuestra que «la inyección de las células ‘ingenierizadas’ por vía intratumoral (dentro de las lesiones) requiere menos preacondicionamiento de las células y es más eficaz».

Una vez finalizado el proceso de investigación preclínica, que ha incluido muestras de pacientes y un modelo humanizado de cáncer de endometrio, los científicos trabajan en la puesta en marcha y validación de los procedimientos necesarios para la aprobación y realización de un ensayo clínico piloto en la Clínica Universidad de Navarra.