The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Rusia

Un lago vertedero de Siberia se convierte en un imán para los turistas e 'instagramers'

Última actualización: 12 Jul 2019, 1:11 pm CEST
Foto: Rostislav NETISOV | AFP

Un lago en Siberia que sirve de vertedero para una central termoeléctrica se ha convertido en un imán para los turistas e influencers que buscan una fotografía paradisíaca para sus redes sociales. Al lugar, además, se le ha bautizado como Novosibirsk Maldivas.

El color turquesa (artificial) del lago, el encanto para los turistas, se produce por los vertidos de una central termoeléctrica de Novosibirsk.

El fenómeno se debe a la disolución de cal viva desechado por esta empresa. La central de carbón ya ha advertido que el agua puede producir alergias de varios tipos. En este sentido, el lago también es peligroso porque el fondo de este está embarrado y salir sólo del lago es imposible.

A pesar de las diferentes señales que advierten de la peligrosidad del lugar, algunos no dudan en arriesgarse a las consecuencias en la salud como irritación en la piel. "Vine para sacarme una foto bonita. Nuestra ciudad es gris y este es uno de los únicos lugares hermosos", ha contado uno de los turistas, Alexei Sherenkov, que se ha sacado una fotografía en el lugar a AFP.

Asimismo ha declarado que sacarse esta foto le produjo una irritación cutánea en los pies, que "ya desapareció". Sherenkov no aconseja a "nadie probar esta agua". Y es que la ausencia de vigilancia explica la presencia de turistas en el lago, donde algunos "hacen incluso barbacoas", ha agregado.

La fotógrafa Ekaterina Aksiutina fue por su parte con unos clientes, ya que una pareja anhelaba sacarse unas fotografías en traje de novios.

https://www.instagram.com/p/Bzj_2ItIY1s/?utm_source=ig_web_copy_link

"Era una fecha importante para su relación y me pidieron una sesión de fotos aquí", ha declarado. Pero "nadie vino para bañarse o tocar el agua pues sabemos que es peligroso", ha añadido la fotógrafa.

La empresa encargada de gestionar la central y la culpable de los vertidos recordó en su página web que se trataba de "una zona industrial, no de una reserva natural o de un parque acuático".

Este fenómeno también está ocurriendo en el lago gallego de Monte Neme, en A Coruña, que está originado sobre unas antiguas minas, cuyos vertidos tóxicos van a parar al agua. Bañarse en este lago también puede tener graves consecuencias en la salud.