Un millón de personas piden plaza para el primer viaje turístico a la Luna

Cultura

Un millón de personas piden plaza para el primer viaje turístico a la Luna
Foto: JON NAZCA| Reuters

Un millón de personas ha solicitado plaza para participar en el proyecto dearMoon (querida Luna), encabezado por el empresario japonés Yusaku Maezawa, que busca ocho acompañantes con vocación artística para su viaje a la Luna programado para 2023.

En contexto: Maezawa, fundador y CEO del negocio minorista de moda en línea más grande de Japón, Zozo (ZozoTown), anunció su periplo en 2018 de la mano de la empresa estadounidense SpaceX, de Elon Musk, y el pasado mes de marzo lanzó una campaña para reclutar a la tripulación, cuyo único requisito es que realicen una actividad artística o creativa. Busca gente «que considera que este viaje al espacio puede ampliar su creatividad con el fin de hacer algo útil para la sociedad».

«Hemos recibido solicitudes de un millón de personas de 249 países y territorios, es decir, básicamente de todo el mundo», ha anunciado este viernes Maezawa en un vídeo publicado en la plataforma YouTube, en el que señala que la selección se encuentra en el «proceso final de revisión» de solicitudes y presenta a algunos de los candidatos.

Entre ellos se encuentran figuras como el panameño Essdras M. Suárez, dos veces premio Pulitzer de fotografía; la medallista olímpica estadounidense de snowboard Kaitlyn Farrington; la bailarina y física cuántica Merritt Moore y el DJ Steve Aoki.

«Tengo mucha curiosidad por ver cómo se ven los colores, cómo se ve el cosmos», explica en su vídeo de candidatura la artista Avery Singer, cuyas obras se exponen en el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York o el Guggenheim, y que busca la oportunidad de ser «la artista que no sólo es capaz de experimentar esto, sino de descargarlo, volver a mi estudio y plasmarlo en mi trabajo».

Otros solicitantes son el activista LGTBIQ italiano Riccardo Simonetti, el coreógrafo checo Yemi Dele Akinyemi, la estadounidense Alyssa Carson, conocida por su afición al espacio y su página NASA Blueberry, y la esrilanquesa Sandali Lakshani Kumarasighe, con una pasión similar que promociona activamente en su país.

El coste del viaje lunar, que se prolongará unos seis días (tres para llegar y tres para dar la vuelta alrededor del satélite natural de la Tierra), correrá íntegramente a cargo del empresario japonés.