'Un monstruo viene a verme', gran vencedora de la noche de los Goya

Cultura

'Un monstruo viene a verme', gran vencedora de la noche de los Goya
Foto: JUAN MEDINA| Reuters

‘Un monstruo viene a verme’, con 12 nominaciones, ha sido la gran ganadora de esta gala 2017 de los premios Goya, al llevarse nueve estatuillas incluida la de Mejor Director, para Juan Antonio Bayona, en una gala celebrada en el Hotel Marriott de Madrid y que hemos seguido en directo a través de Further Live. Es, además, la segunda película más vista en la historia del cine español, solo por detrás de ‘Ocho apellidos vascos’. El Goya a Mejor Película ha sido ‘Tarde para la Ira’, que tenía 11 nominaciones, dirigida por Raúl Arévalo, quien se ha llevado muy merecidamente el Goya a Mejor Director Novel. El premio al mejor Actor Protagonista ha sido para Roberto Álamo, por ‘Que Dios nos perdone’, que tenía seis nominaciones, mientras que el Goya a Mejor Actriz Protagonista ha sido para Emma Suárez, por ‘Julieta’, película dirigida por Pedro Almodóvar, gran perdedor de la noche, y encargado de entregarle la estatuilla. Una Emma Suárez que previamente había recogido el Goya a Mejor Actriz de Reparto por ‘La próxima piel’.

El Goya a Mejor Guión Adaptado ha recaído en Alberto Rodríguez y Rafael Cobos, por ‘El Hombre de las Mil Caras’, mientras que el Mejor Guión Original ha sido para David Pulido y Raúl Arévalo por ‘Tarde para la ira’. El mejor actor revelación ha sido Carlos Santos, por su magistral interpretación del ex director general de la Guardia Civil, Luis Roldán, en ‘El Hombre de las Mil Caras’, con 11 nominaciones, y que ha dedicado el premio a su hermana «que hoy, en el Día Internacional del Cáncer, no ha podido estar aquí. Laura, esto es para ti», ha dicho emocionado. En cuanto a Mejor Actriz Revelación, el Goya se lo ha llevado una nerviosa Anna Castillo, por ‘El Olivo’. El Goya al mejor Actor de Reparto lo ha recogido Manolo Solo por su interpretación en ‘Tarde para la Ira’, que llevaba 11 nominaciones.

Los otros premiados de la noche han sido: Goya al Mejor Cortometraje de Ficción para ‘Timecode’ de Juanjo Giménez; Goya para la Película de Animación, para ‘Psiconautas. Los Niños Olvidados’; Mejor Cortometraje de Animación para ‘Decorado’; Mejor Canción Original para ‘Ai,ai, ai’ de Silvia Pérez Cruz, banda sonora de la película ‘Cerca de tu casa’, mientras que la Mejor Dirección de Producción ha sido para Sandra Hermida Muñoz para ‘Un Monstruo viene a verme’. El premio a Mejor Película Europea se lo ha llevado ‘Elle’ y la Mejor Película Iberoamericana ha sido ‘El ciudadano ilustre’, de Argentina. Fernando Velázquez ha obtenido el Goya a Mejor Música Original por ‘Un monstruo viene a verme’. Los Efectos Especiales han sido para Pau Costa y Félix Bergés, por ‘Un Monstruo viene a verme’; Mejor Sonido para Peter Glossop, Oriol Tarragó y Marc Orts por ‘Un Monstruo Viene a Verme’. El Diseño de Vestuario ha ido a parar a la ‘1899. Los últimos de Filipinas’ de Paola Torres. ‘Cabezas habladoras’ ha sido el mejor Cortometraje Documental, de Juan Vicente Córdoba. El Goya a Mejor Película Documental ha recaído en ‘Frágil Equilibrio’, de Guillermo Cabeza López, en homenaje a «todos los que siguen perdiendo sus hogares». El Goya a Mejor Montaje los han recogido Bernat Vilaplana y Jaume Martí por ‘Un monstruo viene a verme’

Ana Belén, actriz y cantante, ha recibido el Goya de Honor, coincidiendo con su regreso a la pantalla grande después de diez años de ausencia. Ana Belén ha protagonizado más de un centenar de películas, y su última aparición ha sido en ‘La Reina de España’. En su discurso ha lamentado que «siga habiendo tan pocas mujeres en el cine», ha dado las gracias a su familia, y «a Víctor, mi compañero, porque sin él la vida hubiese sido muy diferente e infinitamente peor». «Salud y trabajo para esta profesión que no se merece tanto desprecio de sus gobernantes», ha concluido Ana Belén, al borde de las lágrimas.

Ha sido esta edición una clara muestra de la «gran cosecha» del cine español, ha dicho el ministro de Educación y Cultura, y Portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, que ha acudido por segundo año consecutivo a los premios del cine español. También la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha manifestado a su llegada al Hotel Marriot, donde se ha celebrado la gala, que «no se puede vivir sin cine», en una ceremonia presentada por un Dani Rovira histriónico y poco ingenioso, que repetía por tercera vez. El cine español ha tenido más de 100 millones de espectadores durante 2016 y se han recaudado 65 millones de euros. La presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas, Yvonne Blake, nueva en estas lides tras la dimisión del actor Antonio Resines, se ha encargado junto al vicepresidente de la Academia, Mariano Barroso, del discurso institucional en el que, como viene siendo habitual, han pedido a las autoridades más apoyo y ayudas pero, en esta ocasión, han ido más allá al solicitar a los políticos «un pacto de Estado por el cine».