Un padre sirio simula que las bombas son un juego para que su hija no tenga miedo

General

Un padre sirio simula que las bombas son un juego para que su hija no tenga miedo
Foto: Twitter / @alganmehmett

En la región de Idlib siguen luchando facciones terroristas. El Gobierno de Siria, apoyado por Rusia continúa bombardeando la zona y se calcula que son alrededor de 1.500 el número de civiles que han fallecido desde que comenzó la ofensiva en Idlib.

A nosotros, estos datos nos sorprenden. Sin embargo, los habitantes sirios parecen estar más que acostumbrados. La realidad es, que ciertos civiles todavía tienen la valentía de sacar fuerzas y usar el humor para afrontar la situación en la que viven.

Mehmet Algan, un usuario de Twitter, ha desvelado al mundo la conmovedora historia de un padre sirio que ha conseguido transformar el sonido de las bombas en un juego para su hija. Gracias a él, Selva, la pequeña de cuatro años, ya nos siente pánico al escuchar los estallidos que reinan en Idlib. Lo ha sustituído por grandes carcajadas.

Haz clic para ver el vídeo:

«Le enseñó a su hija de cuatro años que los sonidos de los aviones y las bombas eran un juego, cada vez que hay un sonido la familia se ríe para que el juego no se rompa», ha explicado Algan.

En el vídeo, podemos observar a Selva, junto a su padre en el momento que cae una bomba. Para evitar que la pequeña se asuste, el padre consigue simular que las bombas que caen y los aviones que sobrevuelan el espacio aéreo de Idlib forman parte de un juego. Este es el momento en el que nace la magia, ya que lejos de asustarse, el padre de Selva consigue que se ría a carcajadas.

Selva ha nacido y ha vivido en una guerra que dura ya nueve años y que se está agravando con la peor crisis humanitaria desde que comenzara. Para Selva este sonido es normal, pero lejos de producir miedo, su padre la ha convencido de que ese sonido es el de los fuegos artificiales.

Según la Organización Save the Children, el 80% de los afectados son mujeres y niños. De los 17 millones de sirios casi 11 sobreviven como refugiados, muchos en campamentos improvisados sin recursos, en medio de las duras condiciones invernales.

«Cada vez que escucha una bomba, esta niña siria de cuatro años se ríe porque piensa que es un juego. Familias atrapadas en conflictos que tienen que hacer magia para crear refugios para sus hijos/as», ha indicado la Comisión Española de Ayuda al Refugiado a través de la red social.

El vídeo de Selva y su padre ha conmocionado las redes sociales, algunos incluso la han comparado con la historia que se narra en la película de Roberto Benigni, «La Vida es Bella».

«Me recuerda a la película «La vida bella», pero lamentablemente esto es la realidad», ha indicado un usuario de Twitter. El padre de Selva, es uno de los ejemplos que afirman que hace falta fantasía y mucha esperanza para soportar la realidad que atiza Siria.