Un policía dispara a un hombre que le perseguía con un hacha en Valladolid

Sociedad

Un policía dispara a un hombre que le perseguía con un hacha en Valladolid
Foto: Ramón de la Rocha| EFE

Un agente del Cuerpo Nacional de Policía ha disparado en la pierna a un hombre de 55 años que le perseguía violentamente con un hacha tras acudir los agentes a su domicilio en Valladolid alertados por un episodio de posible violencia de género.

En contexto: según ha informado este domingo la delegación del Gobierno, a las 23:19 horas del sábado, la policía recibió un aviso del 112 por un incidente de posible violencia de género en un domicilio de la calle Arca Real de la capital vallisoletana.


Al llegar al lugar de los hechos, el agresor atacó a uno de los policías intervinientes con un hacha, por lo que el agente le disparó en una zona no vital, en la tibia, para repeler la agresión inminente, lo que evitó que los agentes resultasen lesionados. El detenido fue trasladado al Hospital, donde se encuentra en estos momentos custodiado.

Por otro lado, en Valencia, agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de Alzira a un hombre de 30 años como presunto autor de un delito de agresión sexual, ya que obligó a su pareja a mantener relaciones sexuales con la amenaza de cortarle el cuello con un cuchillo serrado.

Según han informado este domingo fuentes policiales, los hechos sucedieron sobre la una de la tarde del sábado, cuando una llamada telefónica de un ciudadano a la comisaría alertaba de que una mujer se encontraba en la calle descalza y pidiendo ayuda.

Una unidad policial desplazada al lugar localizó a una mujer con unas lesiones externas en el cuello que manifestó a duras penas, ya que no hablaba prácticamente castellano, que su agresor se encontraba en la vivienda, por lo que los policías accedieron con ella al interior del inmueble donde localizaron a un hombre de nacionalidad yemení que fue detenido.

Tras recibir la primera asistencia sanitaria, la mujer, con la ayuda de una intérprete, refirió haber recibido un trato humillante por parte de su pareja, que la agredió analmente al tiempo que la amenazaba con cortarle el cuello con el cuchillo.

En un momento determinado, la víctima pudo escapar de la vivienda y salir a la calle para pedir ayuda.