La Justicia rusa declara al exmarine Paul Whelan culpable de espionaje y lo condena a 16 años de cárcel

Política y conflictos

La Justicia rusa declara al exmarine Paul Whelan culpable de espionaje y lo condena a 16 años de cárcel
Foto: TATYANA MAKEYEVA| Reuters

Un tribunal ruso ha condenado este lunes a Paul Whelan, un ex infante de la marina estadounidense, a 16 años de prisión tras declararlo culpable del cargo de espionaje. «La corte ha dictaminado castigar a Whelan a 16 años de prisión en una cárcel de máxima seguridad», reza la sentencia anunciada por el juez Andréi Suvorov.

En contexto: Whelan, de 50 años, fue detenido el 28 de diciembre de 2018 por agentes del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) en un hotel de Moscú por presuntas «actividades de espionaje», supuestamente a favor de Estados Unidos. El antiguo infante de marina recibió supuestamente de un conocido un USB que «contenía la lista completa de los trabajadores de un servicio secreto» ruso.

A finales de mayo, la Fiscalía rusa pidió una pena de 18 años de prisión para Whelan, que el pasado 25 de mayo insistió en su inocencia y pidió a los jueces que dictaran una sentencia absolutoria. Su abogado denunció que en las pruebas presentadas este lunes hay «indicios de incitación al delito» por parte de otra persona y que los testigos de la acusación han sido en su mayoría agentes de los servicios secretos rusos.

El pasado sábado la Embajada de Estados Unidos en Moscú, ha criticado el trato dado a Whelan. Además ha denunciado que el juicio no había sido ni «justo» ni «transparente». «No se presentó ninguna prueba y el tribunal no dio opción a los testigos de la defensa de declarar a distancia o postergar su intervención debido a la cuarentena», ha señalado la legación diplomática en su cuenta de Twitter.

Recientemente, Whelan fue ingresado y operado de urgencia de una hernia después de que EEUU acusase a Rusia de poner en peligro su vida al negarle atención médica externa. El acusado ha negado todas las acusaciones y ha calificado el caso de «secuestro político», al tiempo que su familia aseguraba que Whelan viajó a Moscú solo para asistir a una boda.