Una cámara de la Guardia Civil que vigila el chalé de Iglesias y Montero fue pirateada

Economía y capital

Una cámara de la Guardia Civil que vigila el chalé de Iglesias y Montero fue pirateada
Foto: Francisco Seco

Podemos denunció ante el Ministerio del Interior a finales del mes de octubre que una de las cámaras que formaba parte del dispositivo de seguridad de la Guardia Civil, instalada en el exterior del chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero, había sido pirateada y que las imágenes circulaban por internet a través de una web que las emitía en directo. El secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, ha dicho este lunes que este hecho «tiene que ver con el mandato» de Fernando Grande-Marlaska como ministro de Interior.

Podemos conoció a través de un mensaje anónimo que la cámara, colocada en el exterior de la casa de Galapagar y que apuntaba a la entrada de la vivienda, había sido intervenida, según han informado a Efe fuentes conocedoras del caso. Además, las imágenes que captaba la cámara podían verse en directo en una web de acceso libre.

Tras la denuncia, las autoridades policiales solucionaron el problema con la cámara y lo comunicaron a Podemos, aunque la formación morada no tiene constancia de que se abriera una investigación al respecto.

La Guardia Civil tuvo que instalar nuevos dispositivos de seguridad para evitar que la cámara pudiera ser hackeada de nuevo.

La cámara, que había sido instalada en septiembre, cuando se destinó a una patrulla de la Guardia Civil a vigilar la vivienda, tenía como objetivo dar seguridad a los agentes y controlar que no se realizaran pintadas ni ningún acto vandálico en el exterior del chalé. Una semana después de ser colocada de nuevo, se instaló una garita de seguridad permanente en el exterior del chalé y la cámara fue retirada. 

La investigación sobre el origen del hackeo condujo a los agentes de la Guardia Civil hasta un servidor en Singapur, pero no lograron identificar a los autores, según ha indicado un portavoz del Ministerio del Interior a El País, que ha adelantado esta información.

Unos días antes de que fuera hackeada la cámara, se filtraron y difundieron los detalles del operativo de seguridad que el Ministerio del Interior aprobó para aumentar la vigilancia de la casa de Iglesias y Montero. Entre estos detalles se encontraba la existencia de una cámara oculta para la vigilancia permanente de la casa.

Echenique ha dicho tras la presentación del programa electoral de Podemos que el hackeo de la cámara es «un hecho de extrema gravedad» que «tiene que ver con el mandato» de Grande-Marlaska y ha reclamado que se investigue, a la vez que ha señalado que «las cloacas del Estado» no se han desmantelado».

La información sobre el hackeo se ha dado a conocer en un momento en el que el que el líder de Podemos insiste en que “las cloacas del Estado” siguen funcionando con el actual Gobierno, después de personarse como perjudicado en la Audiencia Nacional por el hallazgo en los registros de la operación Tándem de un teléfono móvil robado en 2016 a una de sus colaboradoras.