The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Francia

Una niña, en coma tras el error de un restaurante que le sirvió detergente en vez de zumo

Redacción TO
Foto: Alexander Mils | Unsplash

Una niña de 22 meses está ingresada en coma inducido en el hospital de Nantes después de sufrir quemaduras graves tras ingerir un vaso con detergente que le dio por error un restaurante en Pornic (Francia). La pequeña ya no está “entre la vida y la muerte”, pero “corre el riesgo de perder el esófago”, según ha explicado el padre al diario regional Ouest-France.

El establecimiento ha explicado en su página de Facebook que debido a una “sucesión de acciones, de diferentes personas” le sirvieron a la pequeña un “producto de lavavajillas (idéntico al que se encuentra en todos los restaurantes)” en lugar del “zumo de frutas de la casa”.

Sin embargo, el padre está convencido de que se trataba de “un detergente industrial para lavar platos que contiene soda cáustica”, según Le Parisien.

El incidente ocurrió el pasado jueves en el restaurante de Fontaine aux Bretons. Los padres han relatado que la niña pidió un zumo y tras darle un par de sorbos, lo escupió y comenzó a vomitar. Cuando regurgitó “el producto traspasó el vestido y le quemó la piel”, según recoge Ouest-France.

El hombre pensó que era alcohol y probó la bebida: “Me quemé los labios y la lengua”.

La niña tiene la boca, la lengua, el paladar, los labios, el esófago y el estómago con quemaduras severas. Está sedada, bajo asistencia respiratoria, pero su estado es estable, según ha publicado el establecimiento.

La investigación, encomendada a los gendarmes de Pornic, deberá establecer las circunstancias exactas de la tragedia.

Según la evidencia inicial, citada por Ouest-France, un primer empleado probablemente habría vertido el producto incriminado en un recipiente utilizado en principio para zumo de frutas, y se habría ido fuera de la cocina. Otro empleado, pensando que era una bebida olvidada, la habría guardado en el refrigerador. Un tercer camarero sirvió luego la “bebida”.

El padre de la niña ha anunciado que había presentado una denuncia por la “negligencia grave”.