Uno de cada tres detenidos en las protestas de Hong Kong es menor de edad

Mundo ethos

Uno de cada tres detenidos en las protestas de Hong Kong es menor de edad
Foto: SUSANA VERA

Casi un tercio de los manifestantes arrestados en Hong Kong durante las protestas que desde hace cuatro meses tienen lugar en la ciudad son menores de edad, según el departamento de Seguridad del Gobierno hongkonés. El Secretario Jefe de Administración, Matthew Cheung, ha revelado en una rueda de prensa que de los 2.379 arrestados desde junio hasta la fecha, 750 tenían menos de 18 años de edad y 104 menos de 16 años.

Cheung ha valorado estos datos como «impactantes» y «desoladores», y ha pedido a padres y profesores que hagan un llamamiento a los jóvenes «para que no se unan a ningún acto ilegal o violento» y se mantengan «alejados de los cordones policiales» a fin de evitar «situaciones de peligro» durante las operaciones de los antidisturbios.

El secretario ha añadido que el Gobierno hongkonés no está tratando de erradicar las protestas en la ciudad con la aprobación la semana pasada de una controvertida ley que prohíbe el uso de máscaras en las manifestaciones. «Nunca hemos reprimido las protestas en sí. Reprimimos sólo la violencia. Las protestas, si son legales y pacíficas, forman parte de nuestros valores», ha señalado.

El funcionario hongkonés también ha dado cuenta de los daños y la destrucción causada por los manifestantes más violentos, indicando que los radicales han destrozado una quinta parte de los semáforos de la ciudad, desmantelado unos 42 kilómetros de vallas situadas en los bordes de las carreteras y levantado unos 2.600 metros cuadrados de pavimentos peatonales.

Por otra parte, la Policía hongkonesa ha anunciado en la medianoche del jueves que va a conceder «alta prioridad» a una denuncia impuesta por una estudiante de la Universidad de China por presuntos abusos sexuales cuando fue detenida el pasado 31 de agosto.

Asimismo, este viernes cientos de hongkoneses marcharon por las calles del distrito financiero para protestar en contra de la Policía y de la ley de emergencia, que pretende forzar a que los manifestantes dejen de usar máscaras para ocultar su identidad, y así agilizar la labor policial a la hora de realizar detenciones. Sin embargo, la prohibición preocupa menos que la invocación de regulaciones de emergencia, creadas en 1922, y usadas por última vez en 1967, cuando Hong Kong era parte del Reino Unido.