Uno de los observadores internacionales asegura que no percibió "una actitud violenta" en los votantes del 1-O

General

Uno de los observadores internacionales asegura que no percibió "una actitud violenta" en los votantes del 1-O

El Tribunal Supremo ha reanudado pasadas las 10.00 una nueva jornada del juicio del procés, en la que la Sala escuchará los testimonios de dos de los supuestos observadores internacionales del referéndum del 1-O, el exparlamentario alemán Felix Von Grundbergm y la neozelandesa Helena Catt, un interrogatorio con el que las acusaciones pretenden sustentar la acusación de malversación.

Felix Von Grundbergm ha sido quien ha comenzado la declaración. Von Grundbergm, quien estuvo presente en Cataluña en la jornada del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 como miembro de un grupo de extranjeros al que acompañaban asesores del Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat), ha reconocido haber mantenido un contacto «frecuente» con la expresidenta del Parlament Carme Forcadell en los últimos años, así como encuentros con el exconsejero de Exteriores Raül Romeva, el expresidente Carles Puigdemont y anteriores presidentes de la Generalitat.

En este sentido, Von Gründberg, que ha comparecidoen calidad de testigo a propuesta de las defensas de los acusados Oriol Junqueras, Raül Romeva y Jordi Cuixart, ha dicho que él se pagó «íntegramente» los gastos de viaje y de estancia en Cataluña en los días del referéndum y que no percibió, por parte de los votantes, una actitud «violenta o agresiva», sino «una admirable tranquilidad».

A preguntas de las defensas, Von Grünberg ha dicho que lo que ese día percibió en los colegios que visitó fue que la sociedad civil era la que estaba organizando la votación. «Todos los ciudadanos participaban colaborativamente».

Posteriormente, pasará a declarar Helena Catt, una de las observadoras acreditadas por la Sindicatura Electoral de Cataluña y que el día 2 de octubre de 2017 ofreció una rueda de prensa en la que denunció «numerosas y repetidas violaciones de derechos civiles y humanos» durante el 1-O.

Iban a declarar hoy también Paul Sinning, director del Centro de Estudios Estratégicos de La Haya, pero se encuentra de viaje en Asia, según fuentes del Supremo; y la parlamentaria de Quebec Manon Masse.

En este caso la testifical, que se iba a realizar por videoconferencia, ha quedado aplazada por los «obstáculos» puestos por Canadá y el tribunal ha pedido a las defensas que argumenten la pertinencia y necesidad de su declaración.

Además de los presuntos observadores, para los que hay traducción consecutiva del inglés y alemán, también están citados en esta jornada varios mossos d’Esquadra que resultaron heridos en el registro del domicilio de un asesor del departamento de la Gobernación el 20S.