Unos dibujos chinos ayudan a los niños a combatir el espionaje extranjero

Lifestyle

Unos dibujos chinos ayudan a los niños a combatir el espionaje extranjero

La Sociedad China de Educación (CSE, por sus siglas en inglés), una asociación afiliada al Ministerio de Educación, ha lanzado un vídeo de dibujos animados de 10 minutos de duración, que ya se proyecta en las escuelas, y que alerta a los niños de los peligros del espionaje extranjero y les anima a denunciar cualquier actividad sospechosa.

El vídeo está dirigido a niños de entre 7 y 12 años de edad y ha sido difundido como parte de un mes de concientización sobre seguridad nacional. El proyecto, que quiere recordar a los jóvenes su deber de salvaguardar la patria, muestra cómo, con la ayuda de un abuelo, se puede saber si alguien de la familia podría estar trabajando para un espía extranjero.

En el vídeo, un niño observa cómo su padre envía fotografías de buques de guerra chinos a una revista extranjera, momento en el que el abuelo entra en escena y advierte que «en tiempos de paz, la información se usa para dañar nuestro desarrollo, y en tiempos de guerra puede matar a muchos compatriotas», y muestra una publicación de un periódico que contiene un artículo que está leyendo sobre un hombre arrestado por proporcionar más de 500 fotos del primer portaaviones de China a una revista en el extranjero en 2014.

El vídeo muestra a los niños un número de teléfono a través del que pueden informar de actividades sospechosas de ser espionaje exterior.

El video es parte de un paquete de educación en línea lanzado por la CSE, que asegura en su sitio web que comenzó la campaña para promover las visiones de seguridad nacional del presidente de China, Xi Jinping, e informar a la gente sobre la revisión nacional de China ley de seguridad , que entró en vigor en 2015.

Desde el ascenso al poder del presidente chino, Xi Jinping, en 2013, el régimen chino ha aumentado su temor a amenazas exteriores que puedan afectar a la seguridad nacional y ha emprendido diversas campañas para poner en alerta a la ciudadanía. En una muy recordada campaña, las autoridades difundieron a través de carteles en las calles que las jóvenes chinas debían tener mucho cuidado al entablar relaciones sentimentales con extranjeros, ya que éstos podían ser espías.