The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Viggo Mortensen tacha de "ignorante" y "ridículo" a Vox por usar la imagen de Aragorn

Redacción TO
Foto: Jordan Strauss | AP

“Hay que ser bastante ignorante para pensar que el uso del personaje de Aragorn de la trilogía cinematográfica El señor de los anillos para promover la campaña electoral de un partido xenófobo de ultraderecha como Vox sería una buena idea”. Así comienza la carta del actor Viggo Mortensen a la directora de El País en la cual critica a la formación de ultra derecha Vox por el uso que hizo del personaje de Aragorn, personaje que él mismo encarnó en la trilogía de ‘El señor de los anillos’, durante la pasada jornada electoral del 28 de abril.

“No solo es absurdo que a mí, el actor que encarnó este personaje para (el director) Peter Jackson y una persona interesada en la rica variedad de culturas e idiomas que existen en España y en el mundo, se me vincule a un partido político ultranacionalista y neofascista“, señala en la carta.

“Es aún más ridículo que se utilice el personaje de Aragorn, un estadista políglota que aboga por el conocimiento y la inclusión de las diversas razas, costumbres y lenguas de la Tierra Media, para legitimar a un grupo político antiinmigrante, antifeminista e islamófobo”, prosigue el actor.

Mortensen, que también ejerce como poeta, músico, fotógrafo y pintor y tiene una pequeña editorial independiente especializada en arte y poesía, es neoyorquino, con ascendencia danesa y argentina, y reside habitualmente en Madrid desde hace años.

“Me reiría de su torpeza”, concluye la carta, “pero Vox ha entrado en el Congreso con 24 escaños; no es un chiste, y habrá que estar atentos y proactivos, como lo es Aragorn en la saga de Tolkien”.

La formación liderada por Santiago Abascal publicó el pasado 28 de abril un tuit en el que utilizaba una escena de ‘El señor de los Anillos’ donde el personaje de Aragorn, identificado como Vox, se enfrentaba él solo a un ejército sobre el aparecían símbolos y banderas de distintos medios de comunicación y colectivos políticos y sindicales.

La distribuidora Warner Bros, propietaria de los derechos de la trilogía, respondió al día siguiente con otro tuit advirtiendo a Vox de que no habían autorizado el uso de su propiedad intelectual para ninguna campaña política.