Vox extiende su cabreo con el PP: recelos en Andalucía, Madrid y Murcia

Política y conflictos

Vox extiende su cabreo con el PP: recelos en Andalucía, Madrid y Murcia
Foto: Julio Muñoz| EFE

Vox ha reaccionado al fracaso de su moción de censura endureciéndose frente al Partido Popular. Los representantes de la formación de ultraderecha en el Ayuntamiento de Murcia han presentado una enmienda a la totalidad a los presupuestos municipales. El cabreo también ha llegado a Andalucía, donde el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, ha anunciado este jueves en que, a pesar de que su partido está dispuesto a continuar las negociaciones de los presupuestos autonómicos, se inaugura un «tiempo nuevo en el que las actitudes van a cambiar».

En contexto: estos anuncios, que pueden abrir grietas en varias administraciones, llegan tras el fracaso de Santiago Abascal en la moción de censura al Gobierno central. El líder de Vox, visiblemente molesto tras la dura intervención de Pablo Casado, que se ha desmarcado totalmente de la formación verde, ha criticado que el PP no haya agradecido el apoyo de su partido en los gobiernos de Madrid, Andalucía y Murcia, aunque también ha dejado claro que ese apoyo no está en cuestión. Ahora, los responsables de la formación en Murcia (cuya alcaldía ostenta José Francisco Ballesta Germán) y en la Comunidad de Madrid han deslizado críticas.

Tras el contundente discurso de Casado («No queremos ser como ustedes», ha espetado a Vox), el PP ha publicado mensajes en Twitter en los que proclamaba no ir con Vox. Posteriormente, la formación ha borrado estas publicaciones.

En el caso de Murcia, Vox ha justificado su enmienda a la totalidad publicando que los actuales presupuestos municipales «no reflejan las necesidades de los españoles, ya que el país se ve inmerso ante una caída del PIB sin precedentes que va a superar las estimaciones realizadas en el primer periodo de la pandemia». El representante de Vox ha publicado que el alcalde, Ballesta, «está amortizado».

Por su parte, el grupo parlamentario Vox en la Asamblea mantiene su apoyo al Gobierno regional, formado por PP y Ciudadanos, tal como ha asegurado el portavoz parlamentario de Vox, Juan José Liarte. «Murcia no es moneda de cambio», ha afirmado Liarte.

En Andalucía, el enfado no ha llegado a tanto, y Alejandro Hernández ha hablado tras su comparecencia de «rigidez» sin entrar en detalles. «No vamos a modificar nuestras exigencias. Vox es útil y cumple sus acuerdos», ha expresado Hernández, que ha asegurado que Vox cambiará su carácter respecto al PP en Andalucía y se ha mostrado molesto por el discurso de Casado, que ha producido una «quiebra del respeto» y un incremento en la desconfianza. Sobre una próxima reunión con la Consejería de Hacienda, el representante de la formación de Santiago Abascal en Andalucía ha asegurado que no está prevista.

La ola de desconfianza también ha llegado a la Comunidad de Madrid, donde Vox ha advertido a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que «no muerda la mano del grupo político» que permitió su investidura.