en colaboración con

Miocarditis, la secuela del covid que la tecnología ha permitido conocer mejor

Detectar la inflamación del miocardio a tiempo, algo posible (y esencial)

Miocarditis, la secuela del covid que la tecnología ha permitido conocer mejor
Erich Gordon|The Objective

Falta de fuerza en las piernas, sensación de ahogo, arritmias y dolor de pecho. Estos son algunos de los síntomas que experimentaban muchas personas que habían pasado hace poco tiempo el coronavirus o, en casos muy reducidos, los vacunados contra la enfermedad. Algunos de los casos más conocidos llegaban de deportistas que notaron alguna de esas sensaciones cuando volvían a entrenar después de pasar las dos semanas de confinamiento.

En España no se han registrado casos graves de deportistas profesionales obligados a retirarse debido a las secuelas del coronavirus, pero sí de personas corrientes que, de la noche a la mañana, desarrollaron esta enfermedad sin saber cómo debían tratarse. Sin embargo, ahora sabemos cómo hacerlo con los mejores resultados posibles.

Detectar la miocarditis a tiempo, algo posible (y esencial)

Con el paso de los meses, aún se desconocen muchos de los efectos que produce el coronavirus a largo plazo. Sin embargo, poco a poco los médicos y profesionales de la investigación han podido detectar algunas de las secuelas que la enfermedad puede dejar en el organismo con el paso del tiempo, y una de ellas afecta directamente al corazón.

La miocarditis (la inflamación del miocardio) puede producir problemas que van desde afecciones menos graves, como la reducción del bombeo del corazón o la dificultad para respirar, y otros que pueden resultar fatales para el paciente, como los ritmos cardíacos anormales (arritmias), los accidentes cerebrovasculares o la muerte súbita por infartos.

Los doctores Cabrera, Urmeneta y Martínez de Vega

El doctor Javier Urmeneta, cardiólogo especialista en imagen cardíaca del Hospital Universitario Quironsalud de Madrid y primer autor del estudio ‘Resonancia magnética cardiaca en pacientes recuperados por covid-19’ publicado en el número de octubre de International Journal of Cardiology: Heart & Vasculature, explica los problemas que puede suponer una miocarditis no tratada, como «la trombosis y la inflamación».

Cómo puede conocerse el problema

Estas son algunas de las razones que animan a la comunidad médica a elaborar investigaciones que permitan acceder a tratamientos para sortear los problemas más graves que heredan los pacientes tras la infección. Una de ellas es la desarrollada por los servicios de Cardiología y Diagnóstico por la imagen del citado hospital madrileño, que han evaluado a 367 pacientes que estuvieron hospitalizados por covid-19 entre marzo y mayo del 2020 y a los que se les ha sometido a una resonancia magnética cardíaca.

El doctor Urmeneta, explica los innovadores procesos que siguen en su área para detectar y tratar a los pacientes que presentan estas afecciones, como el uso de software que permiten una detección más precisa de las lesiones: «Hemos identificado la presencia de edema miocárdico en estos pacientes a través de técnicas y secuencias especiales de mapeo para detectar alteraciones del músculo cardíaco (mapping), utilizadas para la detección precoz de esta clase de lesiones».

Aunque los médicos aún no conocen de forma «definitiva» las lesiones que el coronavirus produce en el sistema cardiovascular, el doctor Urmeneta señala que los diagnósticos permiten encontrar edemas residuales en el corazón de los pacientes, lo que suele solucionarse «con el pasar del tiempo, siempre y cuando no exista cicatriz», algo que puede resultar en lesiones graves con el paso de los años.

Para los pacientes a los que se les detectan miocarditis, el doctor Urmeneta explica que el tratamiento pasa por el uso de «corticoides y diferentes inmunosupresores» que, en realidad, lo que hacen es atenuar el proceso inflamatorio generalizado tan drástico que se genera, así como evitar una respuesta del sistema inmune descontrolada. También recomienda que los pacientes tratados sean revisados periódicamente con «ecocardiografía, resonancia magnética cardiaca y analíticas seriadas».

Un tratamiento pionero en España

El uso de esta tecnología en España era, hasta ahora, desconocido. Su principal ventaja radica en que la herramienta del feature tracking permite un análisis de la contractilidad miocárdica nunca visto, permitiendo incluso conocer «más allá de lo que el ojo es capaz de analizar» y finalizando en diagnósticos más completos y adecuados.

Izqda, técnica de mapping en la que se aprecia la sangre en amarillo y la inflamación en naranja. Dcha, técnica de feature tracking que muestra la contractilidad cardiaca

El software de mapping y feature tracking ha avanzado hasta permitir el análisis de imágenes de resonancia magnética cardíaca que permiten valorar el edema a nivel microscópico. El mapeo es un método consiste en analizar el tiempo de recuperación de los protones cuando son sometidos a un campo magnético. Cada tejido tiene un tiempo de recuperación diferente, siendo más prolongado en un tejido miocárdico inflamado o edematizado respecto a uno en condiciones normales.

Mientras, el feature tracking es otro sistema que, por su parte, consiste en una valoración subclínica de la contractilidad del corazón.

El doctor Urmeneta la describe como «un seguimiento del miocardio a lo largo del ciclo cardíaco». El software utilizado por los médicos de Quirónsalud es capaz de detectar «cuánto rango de movimiento tiene la pared del corazón a lo largo de su contractilidad», lo que «otorga un valor determinado, que, según los estudios basados en análisis de deformación miocárdica, permiten detectar de forma precoz una función contráctil deteriorada» y con ello anticipar posibles daños miocárdicos irreversibles.

Ahora, las investigaciones apuntan a análisis de lo que puede ser el futuro del covid en los pacientes que ya han contraído la enfermedad, sobre todo en los que con el paso del tiempo mantienen algunos síntomas: «Nuestro grupo mantiene abierto un gran número de investigaciones en la esfera cardiovascular. Siendo la resonancia magnética cardíaca, una de nuestras herramientas fundamentales para dicho propósito. Estudiamos en su momento, los hallazgos ecocardiográficos de esta población y al mismo tiempo en conjunto con el servicio de medicina interna y diversas especialidades implicadas, en el momento actual el hospital mantiene abierta diferentes líneas de investigación en lo que llaman covid persistente».

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D