en colaboración con

Cenas de Navidad: la actividad de riesgo si eres alérgico

Las comidas fuera de casa, los platos poco habituales o un poco cuidado en la cocina pueden convertirse en un problema para estas personas

Cenas de Navidad: la actividad de riesgo si eres alérgico
Mesa de una cena navideña|(Unsplash)

Aunque las navidades pasadas tuvieron que quedarse en vilo por la pandemia, este año muchas familias podrán reencontrarse en torno a una mesa llena de comida y bebida con la que celebrar los buenos momentos del año. Así, en estas fechas la dieta de los españoles cambia notablemente al añadir alimentos que no se consumen habitualmente, como los dulces navideños, el turrón, algún tipo de pescado o marisco y carnes que en muchas familias solo se cocinan en ocasiones especiales como esta.

Sin embargo, en este cambio de hábitos hay que tener cuidado, especialmente por las alergias. Al comer más fuera de casa con platos en los que no podemos controlar todo el proceso de cocinado, las personas alérgicas sufren más reacciones que cuando son ellos los que están en los fogones. Sin embargo, ¿cómo de grave es este problema en España?

Las alergias, más comunes de lo que podría parecer

Para comprender este problema, en THE OBJECTIVE hemos hablado con el jefe de Servicio de Alergología del Hospital Quirónsalud Valle del Henares, el doctor John García Loria, quien señala que en España las alergias son más generales de lo que podríamos llegar a pensar: “En términos globales se estima que entre el 15-20% de la población padece algún tipo de alergia”.

Este, es un porcentaje elevadísimo en términos de salud, aunque inferior a la media global. Se estima que al menos un 40% de los habitantes del mundo padecen algún tipo de alergia a un producto, una planta, un animal o incluso a  una bebida.

Sin embargo, cuando hablamos de alergias alimentarias, este porcentaje se reduce, ya que como explica el profesional de Quirónsalud, se estima que la cantidad se encuentra entre un “5 y un 10% de la población”, siendo estas mucho más frecuentes en niños que en adultos.

La Navidad, una fecha complicada para los alérgicos

La propia configuración de las fiestas ya nos deja ver de por sí algunos de los problemas que suponen para los alérgicos. Habitualmente, comemos más fuera de casa o de nuestra “zona segura” en lo que a alimentos se refiere. En las cenas pueden estar incluidas trazas de aquello a lo que podemos tener una reacción. También puede estar presente en las salsas o, sencillamente, puede ocurrir que la sartén en la que se ha cocinado el plato que estamos disfrutando haya tocado antes otro alimento al que seamos alérgicos.

Como explica el doctor García Loria, hay algunos alimentos con los que es más sencillo enfermar en Navidad: “Los más frecuentemente implicados en estas fechas son los crustáceos, los frutos secos y el Anisakis. Los crustáceos porque las familias tienden a consumirlos más en Navidad por las celebraciones, fundamentalmente gambas, langostinos y percebes. Los frutos secos por turrones o el mazapán y el anisakis porque también se incrementa el consumo de pescado”.

Además, en los dulces puede estar la peor parte. Estos alimentos requieren de una gran cantidad de ingredientes con los que muchas personas pueden tener una reacción, como a la leche, el huevo, el sésamo, el gluten o los sulfitos.

También hay que tener cuidado con los olores, ya que existen casos de personas que, con solo oler lo que los vapores que llegan de la cocina, pueden reaccionar de forma grave con urticarias, náuseas o incluso ahogamientos.

En España disponemos de una amplía información sobre etiquetado y sobre recetas alternativas de productos navideños para alérgicos en páginas webs de asociaciones de pacientes como AEPNA o Inmunitas Vera que, en caso de duda, pueden consultarse para evitar sustos.

Mesa para una cena navideña

¿Qué hago si reacciono a un alimento por primera vez?

Para los padres, es muy común el miedo a que los niños puedan probar algo nuevo y reaccionen con una alergia y con el consiguiente shock anafiláctico (ahogamiento) puede ser una razón no dejar probar a sus pequeños algunos alimentos “por si acaso”.

Sin embargo, el experto en alergias de Quirónsalud explica que hay que mantener la calma, ya que un niño no desarrolla una alergia la primera vez que prueba una comida, sino que es necesaria “la exposición previa y el desarrollo de una sensibilización inmunológica para que, por lo menos en la siguiente exposición, pueda desencadenarse la reacción alérgica”.

Sin embargo, si por algún casual ocurre, lo más importante es acudir al centro médico más cercano y con la mayor celeridad posible para ser evaluado. El doctor García Loria recomienda, además, que si se disponen de antihistamínicos en casa, se consuman durante el camino para reducir la reacción.

Así que ya saben, si son alérgicos, vayan con cuidado durante la Navidad, pregunten si su comida contiene algún elemento al que saben que son alérgicos, pidan que limpien la sartén en la que van a cocinar su plato y sobre todo disfruten, que para eso son las fiestas.

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D