En colaboración con

Raimon Recoder (Barcelona Startup Congress): «España es un buen lugar para emprender»

Este año, los ponentes se centrarán en contar cómo han adaptado su modelo de negocio a la situación actual derivada de la pandemia.

Raimon Recoder (Barcelona Startup Congress): «España es un buen lugar para emprender»
Barcelona Startup Congress

La pandemia –y la crisis económica derivada de la misma– no lo ha puesto fácil para que el tejido empresarial español sobreviva, no digamos para que crezca o tome nuevas direcciones. Asumidas las circunstancias, poco queda además de seguir hacia delante y, por qué no, atreverse a buscar oportunidades. De esta premisa parte la segunda edición del Barcelona Startup Congress (BSC), un evento pensado para que emprendedores, grandes corporaciones, inversores, estudiantes y sector público hablen, se conozcan, intercambien pareceres y experiencias. Un evento pensado para que pasen cosas. 

La primera edición fue en 2019. Nos cuenta Raimon Recoder, organizador del evento a través de la agencia de comunicación AMANO, que un éxito mayor de lo esperado les llevó expandir la marca más allá del congreso y convertirla en una plataforma en la que aprender sobre emprendimiento con el ejemplo de otros. Este año, tampoco ellos lo han tenido fácil. El evento, que se celebrará los próximos 22 y 23 de marzo, será en streaming. La mayoría de los 70 ponentes estarán físicamente en la ciudad, mientras que otros –como el chef José Andrés desde Washington– se conectarán desde sus ciudades de residencia. Una logística complicada de la que han conseguido sacar provecho.

«Cuando ya no hay contacto humano y se trata de automatizar procesos, todo lo que sea digitalización permite a las empresas crecer más y conseguir mejores resultados en menos tiempo»

Tenían la tecnología de producción audiovisual (necesaria para asegurar una buena calidad de retransmisión) y decidieron aprovecharla para crear BSC TV. Recoder lo llama «un YouTube sectorial». «Miles de webinars sobre innovación y emprendimiento aglutinados en una plataforma donde puedes ir directamente a las ideas que más te interesan, sin tener que ver el vídeo completo», añade. ¿Cómo? Pues gracias a un software de inteligencia artificial, desarrollado por la startup Omnios, que lleva integrado y que detecta el significado de cada palabra y lo asocia a un tema. Funciona así: «Tu escribes en el buscador ‘movilidad’ y te lleva a esos vídeos en los que un ponente habla sobre ello. Te indica el minuto y segundo del vídeo en el que se habla del tema    no sólo implícitamente, también explícitamente, por ejemplo, si habla de coches eléctricos».

Este año, los ponentes –desde Juan Carlos Tous (cofundador y CEO de Filmin) hasta Natalia Olson-Urtecho (exconsejera de innovación de la Casa Blanca), pasando por Aleix Puig (cofundador de Vicio)– se centrarán en contar cómo han adaptado su modelo de negocio a la  situación actual. Aunque pertenecen a sectores totalmente distintos, su experiencia tiene un factor común: la tecnología como cuerda de auxilio y de empuje durante los últimos meses. «Cuando ya no hay contacto humano y se trata de automatizar procesos, todo lo que sea digitalización permite a las empresas crecer más y conseguir mejores resultados en menos tiempo», apunta Recoder.

Pongamos por caso dos de los sectores más golpeados: la hostelería y el turismo. En el primero, ‘delivery’ ha sido la palabra mágica y quién ha sabido mejorar el proceso y darle un toque diferente se ha llevado las habichuelas. «Es el caso de Vicio, una dark kitchen que nació durante la pandemia y ha sabido entender perfectamente el escenario y al nuevo público», cuenta, refiriéndose a uno de los ponentes de esta edición. También hay nuevas oportunidades para el turismo. Akiles («otra que viene al congreso este año») es un claro ejemplo: una startup que sustituye la llave física por una virtual y permite abrir cualquier puerta  con tu móvil. «Así, una empresa que tenga pisos turísticos y hoteles ya no requerirá de costes    tan altos para recibir distintas personas a distintas horas», apunta Recoder.

Ha sido un año de contrastes y, a la vez que dábamos gracias por la tecnología y sus avances, nos agarrábamos, nostálgicos, a todo lo que sientiésemos cerquita. «Tras varios años de tecnología y avances requerimos esa presencia de lo local. Ya no sólo en el sector gastronómico –que me venga la comida del huerto de al lado–, si no el hecho de palpar los productos, hablar con el vendedor y que me explique, ver si responde a mis expectativas de calidad», expone Recoder. La clave está en el balance innovación-tradición. «Nosotros no venimos aquí a decir que vamos a romper    con la gran corporación estricta y a revolucionar todos los sectores con la tecnología y empezar de cero. Para nada. La tecnología se tiene que aplicar en aquellos espacios en los que realmente sea valioso y aporte valor añadido», aclara.

Pandemia, restricciones, crisis, vacuna, Zoom, quédate en casa: todo eso estará presente en las historias que se compartirán en esta edición del BSC. Su mensaje inicial, sin embargo, sigue latente: en contra de la creencia común –somos muy de tirar balones contra nuestro propio tejado–, España es un buen lugar para emprender. «Tenemos ciertos aspectos clave a nuestro favor: el apoyo en financiación, los contactos, el ecosistema tecnológico y la demanda de los consumidores», explica Recoder. Además de unas condiciones de vida –clima, gastronomía, comunicaciones, modelo de ciudad– atractivas.

Al otro lado de la balanza están las debilidades: hemos llegado tarde, si nos comparamos con Estados Unidos o con cualquier otra ciudad europea o asiática; y tenemos varias barreras mentales que derribar. «Tenemos que hacer un análisis profundo a nivel educativo. El fracaso se ve como algo negativo. En clase, yo recuerdo cuando alguien levantaba la mano y se equivocaba era algo malo, estaba mal hecho, y no volvías a levantar la mano nunca más», cuenta Recoder. Muchas veces es la falta de referentes lo que provoca este miedo, y eso es, precisamente, lo que el Barcelona Startup Congress ofrece: historias reales de personas reales que han corrido el riesgo; finales felices con algún que otro bache de por medio.

«Hablamos de startups y de tecnología y de innovación, pero el emprendimiento es mucho más que eso. El que abre una panadería o una asesoría también está emprendiendo y también se arriesga al fracaso. Para mí alguien que fracasa en una experiencia empresarial tiene que ser un referente».

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D