Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Fotos sugieren que Corea del Norte prepara test de un misil lanzado desde un submarino

Recientes fotos satelitales indican que Corea del Norte podría
estar preparando pruebas de misiles balísticos lanzados desde un submarino, ha informado el viernes un experto militar.

Joseph Bermúdez, un especialista en temas de defensa e inteligencia de Corea del Norte, publicó fotos en el prestigioso blog “38 North” del Instituto estadounidense-norcoreano de la universidad Johns Hopkins, las cuales podrían mostrar los preparativos de una prueba de un misil balístico lanzado por un submarino (SLBM).

“Imágenes recientes de satélite revelan varios movimientos que sugieren que Corea del Norte podría estar acelerando el desarrollo del sector naval de sus fuerzas nucleares”, dijo.

Actividad en un submarino experimental del tipo “SINPO-class” que carga misiles balísticos en el astillero y base submarina de Mayang-do, explicó, sugiere “que Pyongyang podría estar preparando una nueva serie de lanzamientos desde el mar, ha llevado adelante modificaciones o mejoras al sistema de lanzamientos submarinos o está desarrollando una versión más avanzada del Pukguksong-1″.

El Pukguksong-1 es un SLBM que fue probado con éxito por primera vez el 24 de agosto de 2016, reseñó Afp.

Aquel misil voló 500 km hacia Japón, y el líder norcoreano Kim Jong-Un dijo en ese momento que el territorio continental estadounidense estaba al alcance de uno de estos misiles desde una base submarina en el Pacífico.


-Contactos diplomáticos discretos-

Más allá de las bravuconadas, el gobierno del presidente Donald Trump sostiene desde hace meses contactos diplomáticos discretos con Corea del Norte para abordar la suerte de los estadounidenses encarcelados en el país socialista y el deterioro de las relaciones entre ambas naciones enemigas, según se enteró The Associated Press.

Se sabía que las dos partes habían negociado la liberación en junio de un estudiante universitario estadounidense, pero hasta ahora se desconocía que las negociaciones continuaban o que habían abarcado otros asuntos además de los estadounidenses detenidos.

Personas al tanto de los contactos dicen que las interacciones no han servido hasta ahora para reducir las tensiones generadas por los avances en los programas nuclear y misilístico norcoreanos, que ahora alientan los temores de un enfrentamiento militar, pero dicen que las conversaciones tras bambalinas podrían servir de base para negociaciones más serias, incluso sobre las armas nucleares norcoreanas, si Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un desisten de la retórica belicosa de los últimos días y respaldan el diálogo.

El mandatario estadounidense se negó a hacer declaraciones sobre los contactos diplomáticos entre Estados Unidos y Corea del Norte.

“No queremos hablar de progresos, no queremos hablar de comunicaciones secretas”, había dicho Trump.

Los contactos se suceden regularmente entre el enviado especial estadounidense para asuntos de Corea del Norte, Joseph Yun, y el alto diplomático de la misión norcoreana ante las Naciones Unidas, Pak Song Il, de acuerdo con funcionarios estadounidenses y otras fuentes informadas.

Hablaron bajo la condición de anonimato por no estar autorizadas a informar sobre las negociaciones confidenciales.

Los funcionarios lo llaman el “canal de Nueva York”. Yun es el único diplomático estadounidense que tiene contacto con una contraparte norcoreana. Las comunicaciones sirven principalmente para el intercambio de mensajes entre Washington y Pyongyang.

Con la voz opacada por la atención que ha generado la advertencia de Trump a Corea del Norte de hacerla que enfrente “fuego y furia como el mundo nunca ha visto”, el secretario de Estado, Rex Tillerson, se ha mostrado dispuesto a negociar. Su condición es que Pyongyang desista de los ensayos con misiles capaces de alcanzar el territorio continental estadounidense.

Tillerson ha insinuado incluso que ya existe un canal secreto.

“Tenemos otros medios de comunicación abiertos a ellos, sin duda para escucharlos si dicen que quieren hablar”, dijo recientemente en una reunión en Filipinas sobre seguridad asiática días atrás.

Continúa leyendo: Muere la leyenda de la comedia Jerry Lewis a los 91 años

Muere la leyenda de la comedia Jerry Lewis a los 91 años

Foto: Rich Fury
AP

Uno de los grandes contribuyentes a la historia de la comedia en el cine, Jerry Lewis, ha muerto este domingo a la edad de 91 años, según recogen medios estadounidense. El actor, según la nota, ha muerto en su casa de Las Vegas, acompañado por su familia, y por causas naturales.

Uno de los cómicos más populares de los años 50 y 60 en Estados Unidos, Lewis perfeccionó el rol de tonto payaso en comedias visuales como “The Nutty Professor” (“El profesor chiflado”), pero ganó reconocimiento también como escritor, actor y filántropo.

“Jerry murió apaciblemente en su casa de muerte natural, rodeado de su familia y de los suyos”, ha dicho Nacy Kane, su representante, según informa a AFP.

Artista completo, creador incansable de piezas de humor esencialmente visual, Lewis fue conocido tanto por sus esfuerzos para crear conciencia sobre la distrofia muscular como por su icónica marca de comedia física.

Nacido Joseph Levitch en Newark (Nueva Jersey), el 16 de marzo de 1926, en una familia de artistas judíos de origen ruso, salió al escenario con solo cinco años.

“Uno no es serio cuando tiene perpetuamente nueve años”, decía de sí mismo este comediante hijo de padre y madre artistas de music hall, que lo llamaban “Señor Neón”.

Lewis, que actuó en más de 60 películas, fue también productor y director.

Luego de probar suerte en la escena en Nueva York, todo cambió a los 20 años, en 1946, cuando se embarcó en uno de los dúos quizás más exitosas del entretenimiento con el cantante Dean Martin.

Tándem con Dean Martin

Lewis y Martin se retroalimentaban mutuamente en sketchs cómicos, hoy considerados clásicos, poblados de caídas, golpes y mucha agua.

Firmaron un contrato a largo plazo con los estudios de cine Paramount Pictures y comenzaron su carrera a dúo con “My friend Irma”.

En más de 50 años, sus películas recaudaron 800 millones de dólares, una cifra impresionante, dado que los billetes de cine no costaban más de 50 centavos en el apogeo de su popularidad.

Diez años después decidieron seguir su carrera en solitario. Lewis se convirtió en intérprete principal de filmes dirigidos a menudo por Frank Tashlin, como “The Geisha Boy” (“Tú, Kimi y yo”) y “Cinderfella” (“El Ceniciento”).

Tras una década de ausencia del cine, se reencontró con su público en “Hardly working”, antes que Martin Scorsese, en 1983, y Emir Kusturica, en 1991, le ofrecieran un papel dramático en “The King of Comedy” (“El rey de la comedia”) y “Arizona Dream” (“El sueño de Arizona”), respectivamente.

Paralelamente a sus actividades artísticas, Jerry Lewis, padre de siete hijos, se ocupaba activamente de los minusválidos físicos y mentales.

Su constante compromiso con la lucha contra la distrofia muscular, con la animación, desde 1966, de un programa televisivo por los pacientes de miopatías, le valieron ser nominado al premio Nobel de la Paz.

Continúa leyendo: Miles de personas se manifiestan contra el racismo en Boston, una semana después de Charlottesville

Miles de personas se manifiestan contra el racismo en Boston, una semana después de Charlottesville

Foto: Spencer Platt
AFP

Alrededor de 40.000 manifestantes marcharon el sábado en Boston (Estados Unidos) para denunciar el racismo y a la extrema derecha, una semana después de las concentraciones de supremacistas blancos en Charlottesville, según informa AFP. “Hoy Boston representaba la paz y el amor, no el fanatismo y el odio. Debemos trabajar para unir a la gente, no para separarla”, dijo el alcalde de la ciudad, Marty Walsh, en su cuenta de Twitter.

“No hay lugar para el odio” o “Váyanse, nazis” eran algunos de los lemas que se leían en las pancartas de estos manifestantes. El objetivo de esta marcha antirracista era contrarrestar una congregación cercana convocada oficialmente en favor de la “libertad de expresión”, pero que aglutinaba a militantes de extrema derecha. Aunque se temía que se produjeran enfrentamientos entre unos y otros, finalmente las manifestaciones han resultado pacíficas, informa Efe.

La policía de Boston había desplegado un fuerte dispositivo para separar a los dos bandos, pero no ocurrieron incidentes importantes a excepción de algún enfrentamiento aislado y gritos entre los manifestantes, según recoge esta agencia. La policía de Boston realizó 27 arrestos, dijo a AFP el comisionado William Evans, quien afirmó que no había ningún herido “grave”.

Solo unas decenas de personas se congregaron en la manifestación por la libertad de expresión, según imágenes de la concentración, que terminó una media hora antes de lo previsto.

Estas concentraciones llegan en medio de un clima de alta tensión en Estados Unidos, tras la violencia de las protestas racistas del fin de semana anterior en Charlottesville, que se saldó con la muerte de tres personas y 19 heridos. Además, se ha unido la polémica posterior por los derribamientos de monumentos de confederados, percibidos por muchas personas como símbolos racistas y defendidos por otros grupos, entre los que se encuentra el presidente Donald Trump.

Trump vuelve al centro de la polémica



Las declaraciones del mandatario han vuelto a estar en el centro de la polémica también este sábado. Trump, duramente criticado por “culpar a ambos lados” de la violencia ocurrida en Charlottesville, dijo en un primer momento en su cuenta de Twitter que parecía haber “muchos agitadores antipoliciales” en Boston.

Sin embargo, después el mandatario reflexionó sobre las protestas: “Nuestro gran país ha estado dividido por décadas. A veces se necesita protestar para sanar, y sanaremos, y ¡seremos más fuertes que nunca!”. Y, finalmente, alabó las manifestaciones pacíficas: “Quiero aplaudir a los muchos manifestantes en Boston que están hablando en contra de la intolerancia y el odio. ¡Nuestro país pronto se unirá como uno!”, concluyó.

Su hija Ivanka Trump, quien es judía, se sumó a la celebración. “Fue hermoso ver a miles de personas en todo EEUU reunirse para denunciar la intolerancia, el racismo y el antisemitismo. Debemos mantenernos juntos, unidos como estadounidenses”.

También se realizaron manifestaciones en otras ciudades como Dallas y Atlanta, donde miles de personas participaron de la movilización.

Continúa leyendo: Tras dejar la Casa Blanca, Bannon dice que seguirá luchando "por Trump"

Tras dejar la Casa Blanca, Bannon dice que seguirá luchando "por Trump"

Steve Bannon, el exasesor de Donald Trump, prometió el viernes continuar luchando por el presidente fuera de la Casa Blanca, en sus primeras declaraciones tras dejar su puesto y volver al sitio web ultraconservador Breitbart News.

“Si hay alguna confusión por ahí, permítanme aclararla: me voy de la Casa Blanca y voy a la guerra por Trump contra sus oponentes, en el Capitolio, en los medios de comunicación y en las corporaciones estadounidenses”, dijo en entrevista con Bloomberg News citada por AFP.

Breitbart News, del que Bannon era jefe antes de unirse al equipo de Trump, anunció que el exasesor había regresado como presidente ejecutivo el viernes por la tarde y que había presidido la reunión editorial de la empresa.

Republicano combativo y heterodoxo, Bannon fue un asesor clave en la campaña presidencial de Trump, pero ha sido una presencia contenciosa en una Casa Blanca dividida en facciones beligerantes.

El exdirectivo de Breitbart News, el cibersitio noticioso de tendencia conservadora, impulsó a Trump a cumplir con sus promesas de campaña y fue el autor de varias iniciativas polémicas como la veda al ingreso de musulmanes y el abandono del acuerdo climático de París, pero tuvo desacuerdos reiterados con otros asesores y con el mismo presidente.

Bannon presentó su renuncia a Trump el 7 de agosto, según un allegado al asesor. La renuncia debía materializarse una semana después, el 14 de agosto, el primer aniversario desde que Bannon se sumó oficialmente a la campaña presidencial. Fue postergado por unos días debido a la violencia en Charlottesville, recordó AP.

Sin embargo, el suelo ya temblaba bajo sus pies desde hacía semanas, en particular desde que el nuevo jefe de despacho de la Casa Blanca, John Kelly, inició una revista del personal de la presidencia. Kelly había indicado a sus colaboradores estrechos de que habría cambios significativos, de acuerdo con un funcionario conocedor de sus planes pero sin autorización para hablar públicamente.

El presidente había reducido varias veces la función de Bannon y se negó a expresar confianza en él en una conferencia de prensa improvisada el martes. “Es una buena persona. La prensa lo trata de manera muy injusta en ese sentido”, dijo Trump. “Pero veremos qué sucede con el señor Bannon”.

Continúa leyendo: Steve Bannon, despedido como jefe de estrategia de Trump

Steve Bannon, despedido como jefe de estrategia de Trump

Foto: Eduardo Munoz Alvarez
AFP

El jefe de estrategia de Donald Trump, Steve Bannon, ha presentado su dimisión, informa la prensa estadounidense. Bannon habría provocado la ira del presidente al propiciar innumerables filtraciones en los medios para dañar a facciones rivales dentro de la Casa Blanca, según AFP. El consejero de Trump había presentado su dimisión el pasado 7 de agosto y el anuncio público estaba programado para la semana pasada pero este se ha retrasado, según The New York Times, debido al ataque racista de Charlottesville, en el que murieron tres personas.

El futuro de Steve Bannon, una de las figuras clave en la campaña presidencial que llevó a Donald Trump a la Casa Blanca, todavía es incierto y está discutiéndose dentro del círculo de Trump. El estratega es el antiguo editor de la web de noticias Breitbart News, un medio de comunicación estadounidense de extrema derecha, y ha sido calificado en ocasiones de supremacista blanco, según AFP. La salida de Bannon se produce días después de que el jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, revisara su posición hace unos días, según la BBC.

Trump había levantado sospechas sobre este asunto cuando, la semana pasada, respondió “ya veremos” cuando un periodista le preguntó por el futuro de Bannon. Aunque tradicionalmente ha sido una de las personas más cercanas al presidente de Estados Unidos, Bannon había competido por ganar influencia dentro de la Casa Blanca con otros consejeros del presidente y con la propia familia Trump, según la prensa estadounidense.

La salida de Bannon de la Casas Blanca se produce días después de que Trump despidiera a su jefe de comunicación, Anthony Scaramucci, tan solo 10 días después de que fuera contratado. En ese caso, su salida también había sido una propuesta de John Kelly, que había tomado posesión del cargo aquel mismo día.

Tras conocer la noticia, el político demócrata Randy Bryce, ha bromeado en su cuenta de Twitter: “¿Trump ha despedido al presidente?”

TOP