Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Generación Z: allí donde está la esperanza

Cecilia de la Serna

Foto: LUCY NICHOLSON
Reuters

En los últimos años, sociólogos, estudios de mercado y medios de comunicación han centrado su atención en la generación Y: los famosos millenials. Esta generación ha sido tildada de desentendida, conformista, narcisista, egoísta… En todo caso, el perfil que se ha realizado de aquellos nacidos entre 1980 y 1993 no ha sido nada alentador, desdibujando así cualquier atisbo de un futuro prometedor. La generación que le sucede es la Z -la de aquellos nacidos entre 1994 y 2010, aproximadamente-, y es exactamente la generación a la que debemos prestar toda nuestra atención ahora. La razón es sencilla: son los que coparán el mercado laboral de aquí a diez años, y son definitivamente la gran esperanza en la que depositamos nuestro futuro como sociedad.

Englobar la manera de ser de toda una generación no es fácil, y puede ser incluso frívolo, pero los estudios ya empiezan a dibujar a una generación dispuesta a romper esquemas hasta hace años inquebrantables.

Los hijos de la crisis en un mundo emprendedor

La generación Z ha nacido y crecido durante una crisis económica mundial que ha hecho tambalear los cimientos del sistema de la economía global. La Gran Recesión de 2008 ha afectado a su entorno más cercano, y ha marcado con fuego sus personalidades. Optan a unos sueldos bajos, y son conscientes de ello, por lo que su relación con el dinero ha cambiado. Según un informe publicado por la Universidad de Deusto y la consultora Atrevia, estos jóvenes “quieren disfrutar de las cosas, pero no quieren tenerlas”.

Es un cambio de mentalidad que los condiciona a varios niveles. Por un lado, no creen en un sistema caduco. Eso se traduce en, como explica el informe de Deusto y Atrevia, un destierro de “la educación formal para centrarse en proyectos de aprendizaje más vocacional”. Es decir, que la generación Z rechaza la educación como un medio de supervivencia. Esto rompe totalmente con su antecesora, y es que los millenials han buscado la forma de prolongar sus periodos educativos haciendo un sinfín de carreras y masters universitarios.

Son conscientes de que un alto nivel educativo no garantiza una remuneración multimillonaria

Para la generación Z prevalece la inteligencia y el conocimiento sobre la tecnologíafrente a la educación tradicional, y es mucho más emprendedora e innovadora que sus predecesoras. Las prioridades cambian, y ya no es primordial ganar mucho dinero -una aspiración que tampoco desdeñan-, sino trabajar en algo que disfruten, coger uno de sus hobbies como modo de vida, y marcar la diferencia para cambiar el mundo. Son conscientes de que un alto nivel educativo no garantiza una remuneración multimillonaria.

Borrador automático 37
Varios jóvenes británicos reaccionan al resultado del referéndum del Brexit en Reino Unido. (Foto: POOL New / Reuters)

Los jóvenes que coparán el mercado laboral en la próxima década no buscan un trabajo fijo -una idea que nunca ha rondado su cabeza- sino dar con un empleo acorde a su personalidad y tener la oportunidad de crecer profesionalmente. Y si para ello han de emprender nuevos proyectos, crear nuevas compañías y ser sus propios jefes, lo harán sin reticencias. En definitiva, la generación Z quiere emprender y ser dueña de su propio futuro.

Una relación rompedora con la tecnología

La tecnología es un factor fundamental que condiciona la forma de ser de la generación que viene, que nació prácticamente con un móvil o una tablet debajo del brazo. Estos jóvenes reciben más de 3.000 mensajes de texto o whatsapps al mes, y pasan en torno a siete u ocho horas al día conectados a internet a través de sus dispositivos móviles. Estas cifras estratosféricas, nunca antes vistas, determinan sus personalidades de forma crítica.

La generación Z es concisa, si quieres llegar a ellos deberás ser breve e ir directamente al grano. Su capacidad de atención gira en torno a los 8 segundos

Entender su relación con la tecnología es entender su manera de ver la vida. Por ejemplo, la generación Z es concisa, si quieres llegar a ellos deberás ser breve e ir directamente al grano. Su capacidad de atención gira en torno a los 8 segundos, más allá de ese tiempo no les interesará lo que les cuentes. Esto tiene sus ventajas y sus desventajas, y explica por qué es una generación que prefiere redes como Instagram o Snapchat a Facebook o Twitter.

El vídeo es el rey, el 70% de los Z pasa dos horas diarias viendo vídeos en YouTube

Su relación con las nuevas tecnologías ha dejado huella en su forma de recibir y dar información, también periodística. “La información es más flexible, fusionable y compartida que nunca, lo que da como resultado una generación más capaz de adaptarse a tareas más diversas y a entornos de trabajo multiculturales y de ámbito global”, señala el informe de Deusto y Atrevia.

Borrador automático 39
Una joven retransmite en directo un discurso de Donald Trump durante las elecciones norteamericanas. (Foto: Gary Cameron / Reuters)

En cuanto al formato en el que prefieren recibir dicha información, siguen la estela de sus predecesores, los millenials. El vídeo es el rey, el 70% de los Z pasa dos horas diarias viendo vídeos en YouTube. Es una generación muy visual, a la que importa tanto el contenido que le ofrezcas como el continente, el formato, en el que se lo ofrezcas.

La generación que recupera los ideales

Esta generación es sorprendentemente idealista e inconformista. Según una encuesta realizada a 2.000 jóvenes británicos y estadounidenses, que suponen ya el 25,9% de la población, tan sólo el 10% confía en su Gobierno.

Será la generación menos machista, racista y homófoba de la historia

La Gran Recesión ha traído consigo también una tremenda crisis de valores, crisis a la que estos jóvenes desean dar respuesta. Según el informe citado anteriormente, “prestan una mayor tendencia a la colaboración y a ser creativos que generaciones anteriores. Son más tolerantes y plurales, reflejo de su propia diversidad social y cultural”.

La generación que ha nacido con el primer presidente negro de Estados Unidos, que ha crecido con la normalización de la diversidad sexual y racial, ni siquiera se plantea dilemas morales en torno a ese tipo de asuntos. Según los expertos, será la generación menos machista, racista y homófoba de la historia. Los dilemas morales que sí se plantean se centran en la justicia social o el medioambiente, son conscientes de los problemas y están comprometidos con las soluciones.

Los millenials han crecido con una idea de vida falsa y han tenido que soportar la gran desilusión que supone entender que no iban a vivir tan bien como sus padres

Los millenials han crecido con una idea de vida falsa y han tenido que soportar la gran desilusión que supone entender que no iban a vivir tan bien como sus padres. Los Z, no obstante, han crecido con esa idea desechada, lo que les ha permitido centrarse en otros asuntos y cambiar las prioridades. El sistema evoluciona más rápido de lo que pensábamos, y esta generación alcanzará los 2.000 millones de personas, que cambiarán el mundo tal y como lo conocemos hoy día. Debemos adaptarnos, asumir que no son el futuro, sino el presente, y aprovechar la oportunidad de este aire fresco que supone la entrada de la generación Z en la edad adulta.

Continúa leyendo: Google Chrome te dejará convertir las webs en aplicaciones

Google Chrome te dejará convertir las webs en aplicaciones

Néstor Villamor

Foto: Geert Vanden Wijngaert
AP

“En las próximas semanas”, ha anunciado Google en un comunicado, el navegador Chrome dará un nuevo paso en la integración de las páginas webs en dispositivos móviles y las aplicaciones. Las apps web progresivas (progressive web apps o PWA) permitirán al usuario de smartphones y tabletas Android crear aplicaciones a partir de páginas que consulte en el navegador. Esta prestación estará disponible cuando se lance Chrome 57.

Ya Chrome 42, que salió en abril de 2015, presentaba una versión más primitiva de esta función: crear un acceso directo de la página deseada al escritorio. Pero ahora el abanico de opciones se amplía: el usuario podrá añadir una página web de su dispositivo móvil, llevarla al escritorio y crear así una progressive web app, que podrá configurar en función de sus preferencias, habilitarla para recibir notificaciones y actualizaciones, mantenerla activa sin conexión a Internet, desinstalarla, tenerla funcionando en segundo plano o hacer que interactúe con otras apps que tenga instaladas. La diferencia es que, en lugar de ser nativas para la Play Store, estas aplicaciones tendrán su origen en la web. Según describe Google en su comunicado, esta novedad “convierte a las web apps en ciudadanas de primera clase de Android”.

Google Chrome ofrece esta novedad como solución a la preferencia de muchos usuarios de desinstalar aplicaciones que ocupaban demasiado espacio en la memoria interna del teléfono y consumían demasiada batería, como Facebook, y consultarlas periódicamente en su versión web. Este híbrido entre web y aplicación permitirá a los usuarios configurar su propia web app personalizada sin necesidad de descargarse la oficial.

Además de mejorar la experiencia de navegación de los internautas, Google señala que esta nueva función “permitirá a los desarrolladores construir la mejor experiencia posible para sus usuarios”. De momento, habrá que esperar al lanzamiento oficial de Chrome 57, pero los más impacientes tienen ya disponible una versión beta para empezar a dar los primeros pasos. Hay que seguir varias fases:

  • Primero se debe descargar e instalar la aplicación Chrome Dev desde la Play Store.
  • Una vez abierta, hay que escribir “chrome://flags” en la location bar, la barra donde se escriben las URL.
  • El siguiente paso es habilitar la opción #enable-improved-a2hs. La herramienta “Buscar en la página” en el menú del navegador será útil para localizarla.
  • Chrome pedirá, a continuación, reiniciar la aplicación y activar la opción “Fuentes desconocidas” en el menú de ajustes de seguridad del dispositivo. Es recomendable volver a desactivarla una vez terminado todo el proceso.
  • Ahora, el usuario podrá ir a la web deseada y añadirla a la pestaña de inicio mediante el menú del navegador. De todas formas, algunas opciones pueden no estar disponibles todavía.

Continúa leyendo: Snapchat se reinventa y se centrará en Android

Snapchat se reinventa y se centrará en Android

Cecilia de la Serna

Foto: LUCY NICHOLSON
Reuters

La aplicación más millenial y Gen z, Snapchat, no está pasando por su mejor momento. Desde que la compañía de Mark Zuckerberg incluyera las Instagram Stories -próximamente lanzará también las Facebook Stories– y boicoteara deliberadamente a Snapchat, su número de usuarios ha caído considerablemente, aunque a día de hoy se cifran en la friolera de más de 160 millones de usuarios activos cada día. A pesar de estos números, los problemas se le empiezan a multiplicar a la empresa de Evan Spiegel. Snapchat tiene un target específico muy encandilado: norteamericanos y europeos de 16 a 25 años. Más allá de eso, su aplicación no consigue penetrar en otros demográficos o mercados. A eso habría que añadirle el mal funcionamiento de la aplicación en los sistemas Android, algo a lo que la empresa, ahora oficialmente ‘Snap’, quiere dar solución antes de salir a Bolsa el próximo mes de marzo.

El uso de Snapchat es mucho mayor en dispositivos iOS que en Android, y eso es un problema. Esta circunstancia responde a que la compañía ha centrado tradicionalmente gran parte de sus esfuerzos en desarrollar su aplicación para el iPhone, dejando a los usuarios de Android como usuarios “de segunda”. No obstante, Snap se ha dado cuenta de que ha cometido un error grave priorizando a los usuarios iOS frente a los Android, ya que este último sistema se populariza a pasos agigantados, también entre su target más específico. Por ello, han decidido reconducir sus esfuerzos y mejorar los problemas de su aplicación en Android.

Snap ofreció a todos sus empleados un teléfono Android de libre elección

El propio CEO de Snap, Evan Spiegel -que raramente se enfrenta a los medios-, ha contestado a las críticas de los usuarios Android personalmente a través de Reddit, a los que aseguró que las mejoras se empezarían a implementar enseguida. Para ponerle solución a este problema, la compañía decidió adaptarse por completo al ‘ecosistema’ Android. Por ello, según publica en una información en exclusiva The Information,  Snap ofreció a todos sus empleados un teléfono Android de libre elección para que fueran familiarizándose con el sistema operativo. Por otro lado, hizo el esfuerzo de contratar ingenieros enfocados de manera especial en Android, y creó un equipo en su oficina de Seattle dedicado únicamente a este sistema operativo.

Los frentes que tiene abiertos Snap antes de su inminente salida a bolsa son numerosos. La compañía nunca ha querido definir su aplicación más famosa como una red social, sino que se ha enfocado a relacionarse con el mundo de la fotografía. En este sentido, hace unos meses lanzaron las Spectacles, unas gafas de sol que permiten grabar y compartir vídeos de solo 10 segundos dentro de esta red social efímera. Esta iniciativa, junto con otras como la de centrarse en arreglar los bugs de la aplicación en Android, o la reciente inclusión de contenidos audiovisuales de calidad en exclusiva -algo importante, ya que Snapchat genera ingresos principalmente a través de la publicidad-, pueden salvar a Snap de una estrepitosa caída en bolsa cuando salga.

Continúa leyendo: WhatsApp 'se estrena' a lo Snapchat

WhatsApp 'se estrena' a lo Snapchat

Redacción TO

¿Te has fijado que tu WhatsApp tiene nuevos estados? Ahora puedes compartir fotos y vídeos efímeros que se destruirán en 24 horas. No es Snapchat, pero funciona igual. Mark Zuckerberg ha decidido que si no puede comprar a la competencia (Snapchat le dijo que ‘no’ a una oferta millonaria en 2013), directamente la copia. Ya lo hizo con Instagram Stories, con Facebook Stories y ahora también con WhatsApp.

La fecha oficial del lanzamiento será el 24 de febrero
, coincidiendo con el octavo aniversario de la app de mensajería, pero los cambios ya están operativos en terminales de Android y Apple. “Lanzamos una actualización de los estados con los que podrás compartir imágenes y vídeos con tus amigos y contactos de WhatsApp de una forma fácil y segura. Sí, tus estados también estarán protegidos con el cifrado de extremo a extremo”, aseguran en la web de la empresa.

Puedes decorar tus estados con dibujos o gifs (Foto: WhatsApp)
Puedes decorar tus estados con dibujos o gifs (Foto: WhatsApp)

¿Cómo funciona?

Si pulsas en ‘estados’, podrás hacer fotos, vídeos (sin límite de los 10 segundos habituales en estas aplicaciones) y archivos GIF, que desaparecerán en 24 horas. Además, a las imágenes les podrás añadir textos, emoticonos, dibujos de colores… Y cuando termines de ‘decorar’ la actualización de tu estado, podrás compartirlo con tus contactos, pero si no quieres que todos ellos tengan acceso (madres, padres, jefas, profesores…), será mejor que ajustes tu “privacidad de los estados”. Las opciones que tienes son tres:

“Mis contactos”. Todos tendrán acceso a lo que publiques
“Mis contactos, excepto…” Aquí eliges a quienes no quieres que lo vean
“Solo compartir con…” aquellos que tú elijas

El dibujo del 'ojo' te mostrará las visualizaciones de tu estado (Foto: The Objective)
El dibujo del ‘ojo’ te mostrará las visualizaciones de tu estado (Foto: The Objective)

Un dibujo de un ojo al final de la pantalla te dará el número concreto de personas que han visto tus actualizaciones. Recuerda que aunque estas fotos, vídeos, etc, desaparecen en 24 horas, tus contactos podrán guardar aquello que reciben. La idea de que “lo que pasa en Internet, se queda en Internet”, es real pero tiene trampa.

Continúa leyendo: Los españoles perdonan los escándalos sexuales de las ONG

Los españoles perdonan los escándalos sexuales de las ONG

Lidia Ramírez

Foto: Petros Giannakouris
AP

Primero fue Oxfam, con 120 trabajadores acusados de abusos sexuales en Haití; después Save The Children, que registró 31 casos relacionados con acoso a mujeres en 2017. Médicos Sin Fronteras (MSF) comunicó la semana pasada que registró en el seno de su organización 24 casos de abusos sexuales a lo largo de 2017. Cruz Roja de Reino Unido ha admitido “una pequeña cantidad de casos”; y ayer el número dos de Unicef, Justin Forsyth, renunció a su cargo tras ser acusado de tener conductas inapropiadas hacia mujeres cuando ocupaba el cargo de director en la organización británica de protección a la infancia Save The Children. Y es que lo que parecía un escándalo puntual y fuera del control de una ONG ha resultado ser un continuo de informaciones sobre casos de violencia machista que no solo afectan a Oxfam.

La fiabilidad de las organizaciones no gubernamentales se ha puesto en entredicho en las últimas semanas. Por lo pronto, Oxfam Intermón, la filial de esta ONG en España, ha registrado más de 1.200 bajas desde que se conoció el escándalo. Y Acnur España, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ha contabilizado entre 500 y 1.000 bajas. “Es injusto que por unos pocos casos se ponga en entre dicho el sector humanitario”, apunta a The Objective Amaia Celorrio, responsable de comunicación de esta ONG.

El corazón solidario de los españoles
Un refugiado sirio da de comer a su hijo en el campamento de refugiados de Ritsona, al norte de Atenas. | Foto: Petros Giannakouris/AP

En este sentido, este periódico se ha puesto en contacto con responsables de organizaciones no gubernamentales implantadas en España para conocer el impacto que los escándalos sexuales de las grandes ONG han tenido sobre sus bases asociativas y la respuesta, excluyendo a Oxfam y Acnur cuyas bajas han sido masivas, ha sido coincidente: “No estamos sufriendo bajas reseñables”.

Si desde Acción Contra el Hambre (ACH) nos informan que en los últimos diez días han registrado ocho bajas de personas “desencantadas con el sector” –sobre un censo de 70.000 socios–, Cruz Roja ha contabilizado 12 –con una base de 1.3 millones de asociados– y desde Save The Children y Médicos Sin Fronteras aseguran que las bajas “no son reseñables”. Desde la Fundación Vicente Ferrer, comprometida con el proceso de transformación de una de las zonas más pobres de la India, Anantapur, nos informan que “no han tenido bajas de colaboraciones que puedan ser atribuidas al tema en cuestión”.

Preocupación de los socios 

Ahora bien, todas las ONG consultadas por este periódico coinciden en que lo sucedido sí que ha tenido un impacto negativo sobre la credibilidad del sector con un repunte de llamadas de preocupación de los socios ante un asunto de tanta gravedad. “Algunos de nuestros socios y socias han llamado para compartir su preocupación. Hemos informado sobre nuestro protocolo de actuación y nos han dado su apoyo para contribuir entre todos y todas a reducir las desigualdades y luchar contra la pobreza”, apunta Ana Belén Cañaveras, de la Fundación Vicente Ferrer. En la misma línea se pronuncia María Alcázar, directora de Cooperación Internacional de Cruz Roja Española, que asegura que esta ONG “aplica rigurosamente las reglas y códigos de conducta y tiene tolerancia cero con cualquier forma de acoso sexual y mala conducta”.

El corazón solidario de los españoles 2
La actriz Jennifer Garner, embajadora de la ONG Save the Children, visita la escuela Hilliard en Houston, Texas, tras el paso del huracán Harvey. | Foto: Anthony Rathbun/AP

Por su parte, desde Save The Children consideran que la conducta “repugnante e indigna” de unos pocos trabajadores de ONG “no puede manchar la labor heroica” de los miles de cooperantes que se juegan su vida en países con conflictos armados o emergencias humanitarias. En este sentido, Susana Hidalgo, responsable de comunicación de Save The Children, destaca la labor de los más de 25.000 trabajadores que esta organización tiene en 120 países,  “jugándose la vida por defender los derechos de la infancia”.  “A finales de enero, por ejemplo, cuatro de nuestros compañeros murieron en un atentado terrorista”, apunta Hidalgo.

Y desde Médicos Sin Fronteras aseguran que aunque “conscientes de que esta rendición de cuentas puede tener un coste en términos de imagen” deben ponerla en valor incluso en unos momentos tan convulsos como estos y, en este sentido, hacen un llamamiento a la sociedad para que sigan confiando en la labor de los cooperantes. “No podemos asegurarles los casos “cero”, porque también somos reflejo de una sociedad donde eso no existe, pero sí podemos asegurarles que ponemos todos los medios para que si estos se dan sean castigados y se proteja a la víctima”.

En esta situación, la transparencia de las ONG es vital para que la sociedad pueda seguir confiando en ellas en una tesitura en la que los que pierden realmente son los destinatarios de la ayuda.

TOP