Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Los independentistas catalanes perderían el referéndum si se celebrara ahora

Foto: ALBERT GEA

El 46,8% de los ciudadanos que vive en Cataluña votaría no a la independencia en un referéndum, frente al 45,3% que lo haría a favor de formar un Estado independiente del resto de España, según la última encuesta del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO), dependiente de la Generalitat catalana, hecha pública este jueves. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, celebró el 23 de diciembre una “cumbre” para reafirmar su voluntad de convocar un referéndum en 2017 en el que los ciudadanos decidan si Cataluña debe seguir siendo parte de España o prefieren que sea un Estado independiente.

En junio de este año, el 42,4% de los encuestados estaba en contra de la independencia de Cataluña, frente al 47,7% que la deseaba, lo que supone una variación de dos puntos a favor de que la Comunidad siga formando parte de España, e indica que la opción independentista va perdiendo apoyos con el paso del tiempo.

Así se desprende también de la encuesta cuando pregunta por las preferencias de voto si se celebraran elecciones ahora en Cataluña. En este sentido, Junts pel Sí bajaría de los 62 escaños que tiene ahora en el Parlament y pasaría a una horquilla de entre 59 y 61 diputados. La CUP también bajaría y obtendría entre seis y ocho escaños, frente a los diez que tiene en este momento. En el mejor de los casos, ambas formaciones independentistas sumarían 65 escaños, por debajo de los 68 diputados necesarios para la mayoría absoluta.

También Ciudadanos perdería entre uno y tres escaños. En la actualidad tiene 25 escaños y se quedaría con 22-24 diputados. El PSC obtendría entre uno y dos escaños más de los 16 actuales mientras que el PP se quedaría con los 11 que tiene o uno más. El partido que más subiría si hubiera ahora elecciones es Catalunya Sí Que Es Pot (CQSP), donde están Podemos e Iniciativa per Catalunya, que subiría de 11 a 14-15 diputados, según la encuesta.

Continúa leyendo: El apoyo de los catalanes a la independencia cae al 40,8% según un sondeo de la Generalitat

El apoyo de los catalanes a la independencia cae al 40,8% según un sondeo de la Generalitat

Foto: ALBERT GEA
Reuters

El apoyo a la independencia en Cataluña pierde ocho puntos respeto al pasado octubre y cae hasta el 40,8%, mientras que los contrarios a la secesión ascienden al 53,9%, según un sondeo del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (CEO). El estudio se hace público en un momento de tensión entre los dos principales partidos independentistas de Cataluña, ERC y JxCat, que no han logrado, por el momento, un acuerdo para formar Govern.

Según el primer sondeo del CEO realizado después de las elecciones del 21 de diciembre, Junts per Catalunya (JxCat) pierde fuerza y obtendría entre 29 y 31 escaños en una eventual repetición de elecciones catalanas, con lo que quedaría por detrás de ERC y Ciudadanos, que empatarían en primer puesto con 33-35 parlamentarios.

Ante la pregunta de “cree que Cataluña debería ser…”, el 36,3% de los ciudadanos responde “una comunidad autónoma”, frente al 27,4% de 2017. Por contra la opción de que Cataluña sea “un estado independiente” la suscriben el 32,9%, frente al 40,2% del sondeo anterior. Asimismo, también aumentan los partidarios de que Cataluña sea “un Estado dentro de la España federal”, del 19,4% al 21,9%.

La encuesta arroja que los independentistas revalidarían la mayoría absoluta en Parlament con entre 74 y 71 diputados, informa Efe.

A este respecto, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo ha asegurado que estos resultados no le sorprenden “porque lo que estamos viendo de los responsables anteriores del Gobierno de Cataluña es esperpéntico“, y se ha referido directamente a Anna Gabriel, “líder de los anticapitalistas huida al país capitalista por excelencia, Suiza”.

“En Cataluña ha habido una tensión que afortunadamente, y gracias a la aplicación del 155, en estos momentos no existe“, ha sentenciado.

Continúa leyendo: JxCat registra en solitario una resolución para "ratificar" a Puigdemont

JxCat registra en solitario una resolución para "ratificar" a Puigdemont

Foto: YVES HERMAN
Reuters

Junts per Catalunya (JxCat) ha registrado este viernes en solitario en el Parlament una propuesta de resolución en la que pide “ratificar la confianza” en Carles Puigdemont como “presidente de la Generalitat“. Elsa Artadi ha sido la encargada de registrar la propuesta en la institución catalana, que se ha hecho sin el apoyo de ERC, después de las dificultades experimentadas ayer en el último tramo de la negociación entre ambos partidos

“Hemos presentado esta propuesta de resolución, que es el kilómetro cero de la legislatura, el primer gran acto de dignidad que vamos a ejercer en el Parlament en esta legislatura” ha asegurado el portavoz de JxCat, Eduard Pujol Bonell, en la rueda de prensa celebrada tras la reunión de la Mesa del Parlament. “Queremos reivindicar los derechos del país y denunciar la situación en que se encuentran nuestras libertades (…) seriamente amenazadas por un Estado seriamente enloquecido en los últimos meses”, ha añadido.

ERC y JxCat no han logrado, por el momento, un acuerdo para formar Govern, precisamente por el papel de Puigdemont desde Bruselas y la estructura de Govern, sobre todo la Vicepresidencia que ocupaba Oriol Junqueras, que se encuentra en prisión preventiva.

Continúan las negociaciones con Esquerra pero con una reflexión de que esta sociedad debe escuchar este texto, debe sentirse identificada con él. Hemos decidido entregarla de manera rápida para que pueda ser debatida en el Parlament”, ha remarcado Pujol. “Las negociaciones con Esquerra son complicadas, pero llegarán a buen puerto“.

En este contexto, la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha registrado en el Parlament esta propuesta de resolución antes de la reunión de la Mesa y de la Junta de Portavoces.
Eduard Pujol ha despejado las dudas y ha asegurado que “Puigdemont continúa siendo el candidato a la investidura por parte de Junts per Catalunya” y que esta resolución es “la voluntad de legitimación, la voluntad de explicar que nuestro presidente va a ser votado, va a ser investido, va a tener la confianza de esta cámara”.

La propuesta remarca que la Cámara catalana “dispone de la mayoría parlamentaria para ratificar la confianza en Carles Puigdemont Casamajó como presidente de la Generalitat de Cataluña y exige que cesen las injerencias del Gobierno del Estado”.

Pleno para abordar el bloqueo y el artículo 155

Por su parte el president del Parlament, Roger Torrent, ha anunciado que convocará un pleno el próximo 1 de marzo destinado a debatir cuatro propuestas de resolución, tres de ellas para abordar el bloqueo de la investidura del presidente y la cuarta, para rechazar el artículo 155 y reconocer la legitimidad de Carles Puigdemont.

Según ha indicado Torrent en el mismo únicamente se debatirán y votarán cuatro propuestas de resolución presentadas por los ‘comunes’, PSC-Units, Ciudadanos y JxCat, respectivamente. El debate de estas cuatro propuestas tendrá lugar de forma consecutiva y por orden de presentación ante el registro del Parlament.

Cada grupo proponente dispondrá de 15 minutos para exponer su respectiva iniciativa y, a continuación, los grupos que no han presentado propuestas propias tendrán 7 minutos y medio para dar a conocer sus argumentos. Según ha explicado el president, los grupos disponen de tiempo hasta el martes a las 14 horas para presentar enmiendas a cada una de las propuestas de resolución.

Reacciones

La presentación en solitario de esta iniciativa no ha sentado nada bien en ERC, que ha reaccionado puntualizando que no la avala y que no apoyará iniciativas aisladas como esta sin antes haber alcanzado “un acuerdo global”. Dicho acuerdo global tiene que incluir, según han indicado fuentes republicanas, la investidura efectiva del presidente, el reconocimiento del presidente legítimo que permanece en Bruselas, Carles Puigdemont, el acuerdo de gobierno -que es el programa del nuevo Ejecutivo- y la estructura organizativa de este último.

ERC rechaza de plano la supresión de la vicepresidencia del Govern, que le corresponde a su partido proponer, por entender que implicaría que JxCat acumularía demasiado poder, en lo que ha denominado un “tres por uno”, los principales cargos: el de presidente legítimo, el de presidente efectivo y el de conseller de la Presidencia.

Los republicanos tampoco están de acuerdo en reducir las atribuciones del vicepresidente, como proponía JxCat, y no aceptan la pretensión de que Puigdemont se atribuya desde Bruselas la facultad de convocar elecciones o la de designar o cesar a los consellers. Por lo que respecta al reparto de consellerías, en las últimas horas han surgido nuevas discrepancias entre JxCat y ERC, por lo que esta cuestión aún permanece abierta ahora mismo.

Por su parte, el PSC ha presentado una propuesta de resolución en el Parlament mediante la cual reclama que se inicie el plazo de dos meses establecido para que tenga lugar la investidura del presidente de la Generalitat, y también para rechazar “cualquier propuesta unilateral”.

Esta propuesta de resolución del PSC, que ya ha sido admitida a trámite por la Mesa del Parlament, recuerda en la exposición de motivos los acontecimientos políticos que han llevado a la situación actual y, en la parte resolutiva, solicita que la cámara considere “abierto” el plazo de dos meses establecido” en la ley de la presidencia de la Generalitat y del Govern. En dicha ley se prevé que, si en el plazo de dos meses no se puede investir a un presidente de la Generalitat se proceda a convocar nuevas elecciones.

El PSC pide que la investidura se lleve a cabo “lo antes posible” a fin de que el nuevo presidente y Govern puedan ejercer las funciones normales que les corresponden, y esto conlleve “el levantamiento de las medidas autorizadas por el Senado en el despliegue del artículo 155”. En otro punto de la resolución se afirma que es necesaria “la normalización de las relaciones institucionales” entre el gobierno catalán y el del Estado mediante “los mecanismos bilaterales y multilaterales sin renunciar a abrir tantos ámbitos de diálogo y negociación como sean necesarios sin vetos ni exclusiones”.

El PSC reclama, en este sentido, que se emprenda el camino del diálogo, negociación y el pacto para llegar a una solución satisfactoria “capaz de conseguir el apoyo de grandes mayorías”, y que “se rechace de pleno cualquier imposición o propuesta unilateral o ilegal”. En el último punto de la propuesta se defiende “el cumplimiento de la ley, porque sólo hay democracia desde el respeto a la legalidad, incluido el respeto a los procedimientos de reforma de la ley que es lo que garantiza nuestra libertad frente a la arbitrariedad del poder”.

El líder de Catalunya en Comú-Podem en el Parlament, Xavier Domènech, ha calificado hoy de “intolerable” el “debate legitimista” que se está produciendo entre Junts per Catalunya (JxCat) y ERC sobre la figura de Carles Puigdemont: “El autogobierno de Cataluña es mucho más que la suerte de una persona”.

“Lo que están protagonizando ERC y JxCat en este momento es un debate legitimista que no aporta ninguna solución y lo que hace es mantener en espera las necesidades de Cataluña y el gobierno”, ha sostenido en rueda de prensa tras reunirse con miembros de la dirección de CCOO.

Domènech ha afirmado que los resultados electorales del 21D dan derecho a JxCat y ERC a formar un Govern en Cataluña pero no a “perpetuar” la intervención del autogobierno: “Tienen la responsabilidad de formar Govern, pero las necesidades de Cataluña no pueden quedar paradas por una negociación político-legitimista sobre cómo queda Puigdemont”.

Continúa leyendo: Libertad sin fianza para Trapero pese a la petición de la Fiscalía

Libertad sin fianza para Trapero pese a la petición de la Fiscalía

Foto: Paul White
AP Photo

La juez Carmen Lamela ha dejado en libertad sin fianza al exjefe de los Mossos d’Esquadra Josep Lluis Trapero después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional pidiera que le impusiera 50.000 euros por su presunta responsabilidad en la inactividad de la policía autonómica para impedir la votación el 1-O, según fuentes jurídicas. El fiscal de la Audiencia Nacional Pedro Rubira había hecho esta petición a la juez tras tomar declaración a Trapero como investigado por dos delitos de sedición durante dos horas y media.

Lamela ha rechazado imponerle la fianza reclamada y le ha mantenido las mismas medidas cautelares que decretó para él la segunda vez que compareció ante ella el pasado 16 de octubre; la Fiscalía pidió su ingreso en prisión sin fianza, pero finalmente quedó en libertad con medidas cautelares: comparecencias quincenales, retirada del pasaporte, prohibición de salir de España y fijación de domicilio y teléfono.

Al dejarle en libertad con las citadas medidas, Lamela precisó que la investigación se circunscribía al asedio a la Guardia Civil del 20 de septiembre, a la espera de ampliarla al 1-O, y que su actuación en ese episodio no estaba aún “suficientemente perfilada” para vincularle directamente “a hechos tan graves como los que esos días sucedieron”.

Ahora, tras practicar diligencias, entre ellas la toma de declaración al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, la juez ha concluido que la actuación de los Mossos ese día y el 1-O “fue dirigida a obstruir cualquier actuación que bloquease el plan estratégico hacia la independencia” y por eso “la policía autonómica también fue utilizada para controlar las acciones” de las otras Policías.

Con esa finalidad, se diseñó un “plan premeditado”, “que procedía de la cúpula policial de Mossos d’Esquadra, cúpula comandada por Josep Lluis Trapero y en conexión directa con los miembros del comité estratégico”, al que aludía el documento Enfocats.

Dos días después de que Lamela notificara este auto, la Fiscalía pedía ampliar la investigación a la cúpula de los Mossos para imputar también al entonces superior de Trapero, el exdirector de la Policía autonómica Pere Soler; y al ex secretario general de Interior César Puig, segundo del exconseller Joaquim Forn, que se encuentra en prisión junto a Oriol Junqueras y los “Jordis”.

Realmente -añadía el fiscal- actuaron de “correa de transmisión de las instrucciones” de los responsables políticos “ordenando ejecutar o abstenerse de las órdenes judiciales y del cumplimiento de la Ley”.

La juez cree que Trapero se encargó del diseño de “un sistema de comunicación entre los agentes” y “sus mandos superiores que supuso una ralentización de las comunicaciones, lo que produjo, aún más si cabe, una ineficacia en la actuación”, por lo que ha reclamado a los Mossos que identifiquen a las personas y los medios empleados en ese operativo.

Continúa leyendo: Un vecino de Madrid alerta al 091 al confundir a Joaquín Reyes con Puigdemont

Un vecino de Madrid alerta al 091 al confundir a Joaquín Reyes con Puigdemont

Foto: @eduardfdz
Twitter

Un vecino de Torrejón de Ardoz, ha llamado esta tarde al 091 al creer que Joaquín Reyes, que grababa un sketch para el programa de televisión “El Intermedio” sobre el ex presidente catalán, era Carles Puigdemont, han informado a Efe fuentes policiales.

“Un señor mayor”, según el portavoz de la policía, ha llamado al 091 porque veía “a mucha gente con banderas catalanas y gritando” y con el que parecía Carles Puigdemont, huido de la Justicia en Bruselas, en el centro.

Al llegar la patrulla, que siempre acude ante una llamada al 091, se han percatado de que era la grabación de un programa de televisión y se han marchado del lugar sin identificar a nadie. La policía no ha intentado detenerlo, como han publicado varios medios y algunos usuarios de redes sociales, donde el incidente se ha vuelto tendencia.

La grabación del sketch, que se emitirá, según fuentes de la cadena La Sexta el próximo lunes en “El Intermedio”, se ha realizado en el Parque Europa de Torrejón de Ardoz porque allí hay una réplica de la escultura “Atomium” de Bruselas.

Reyes ha intervenido por teléfono esta tarde en el programa del mismo canal “Más vale” y ha explicado que ha pasado “sustico” porque él estaba con sus “chuminadas manchegas” cuando ha visto que “seis agentes” iban hacia él, “eso sí, andando, no corriendo, lo mismo porque se han olido la tostada”. Han visto que era un rodaje de “Zanguangos”, como se llama su sección en “El Intermedio”, “se han empezado a reír” y él les ha dicho que “esa no iba a ser su tarde de gloria”.

“La verdad es que visto de lejos daba el pego. Era tal cual: el pelazo, la mirada épica… Pero tanto como para llamar a la policía”, se ha reído el humorista, que ha contado que la productora del programa ha hablado con el denunciante para explicarle de qué se trataba y el denunciante le ha contestado que “no está la situación para chorradas”. “Parece un homenaje a Forges -fallecido hoy-. Es todo un disparate. Ahora que está todo tan enconado, estas cosas del surrealismo nos vienen bien a todos”, ha añadido.

TOP