Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Trump despide a su jefe del gabinete por presunta filtración

Foto: Carlos Barria
Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha despedido a Reince Priebus como jefe de su gabinete y ha designado al secretario de Seguridad Interna, John Kelly, en su lugar.

Priebus, quien lo acompañó desde su primer día en la Casa Blanca, según un reportero de The Newyorker fue acusado por Anthony Scaramucci, el nuevo jefe de comunicaciones de la Casa Blanca, de filtrar la información sobre una cena y otros asuntos.

“Tengo el placer de informar que he nombrado al general y secretario John Kelly como jefe del gabinete de la Casa Blanca. Es un gran estadounidense”, ha escrito Trump en Twitter.

Priebus, quien se desempeñó durante varios años como presidente del Comité Nacional del partido Republicano, había sido una pieza fundamental en la formación del gobierno después de las elecciones, en el comité de transición.

Sin embargo, la llegada de Anthony Scaramucci a la Casa Blanca selló su suerte.

De acuerdo con Scaramucci, Priebus bloqueó durante cinco meses su llegada a la Casa Blanca.

Además, Scaramucci llegó a la conclusión de que Priebus era el principal responsable por la incontenible secuencia de filtraciones a la prensa de datos internos de la Casa Blanca, incluyendo “informaciones comprometedoras”.

Esta semana Scaramucci hizo una controversial llamada telefónica al periodista estadounidense para presionarlo a que dijera quién le abastecía de informaciones desde la Casa Blanca e incluso lo amenazó con echar a todo el equipo de prensa si no revelaba su fuente.

En esa conversación, Scaramucci definió a Priebus como un “esquizofrénico paranoide, un paranoico”, y adelantó que sus horas como jefe de Gabinete estaban contadas ya que lo habían identificado como el principal responsable por las filtraciones a la prensa.

Las tensiones entre Scaramucci y Priebus había tornado literalmente explosivo el clima en la Casa Blanca en los últimos días, acota AFP.

Continúa leyendo: Tras dejar la Casa Blanca, Bannon dice que seguirá luchando "por Trump"

Tras dejar la Casa Blanca, Bannon dice que seguirá luchando "por Trump"

Steve Bannon, el exasesor de Donald Trump, prometió el viernes continuar luchando por el presidente fuera de la Casa Blanca, en sus primeras declaraciones tras dejar su puesto y volver al sitio web ultraconservador Breitbart News.

“Si hay alguna confusión por ahí, permítanme aclararla: me voy de la Casa Blanca y voy a la guerra por Trump contra sus oponentes, en el Capitolio, en los medios de comunicación y en las corporaciones estadounidenses”, dijo en entrevista con Bloomberg News citada por AFP.

Breitbart News, del que Bannon era jefe antes de unirse al equipo de Trump, anunció que el exasesor había regresado como presidente ejecutivo el viernes por la tarde y que había presidido la reunión editorial de la empresa.

Republicano combativo y heterodoxo, Bannon fue un asesor clave en la campaña presidencial de Trump, pero ha sido una presencia contenciosa en una Casa Blanca dividida en facciones beligerantes.

El exdirectivo de Breitbart News, el cibersitio noticioso de tendencia conservadora, impulsó a Trump a cumplir con sus promesas de campaña y fue el autor de varias iniciativas polémicas como la veda al ingreso de musulmanes y el abandono del acuerdo climático de París, pero tuvo desacuerdos reiterados con otros asesores y con el mismo presidente.

Bannon presentó su renuncia a Trump el 7 de agosto, según un allegado al asesor. La renuncia debía materializarse una semana después, el 14 de agosto, el primer aniversario desde que Bannon se sumó oficialmente a la campaña presidencial. Fue postergado por unos días debido a la violencia en Charlottesville, recordó AP.

Sin embargo, el suelo ya temblaba bajo sus pies desde hacía semanas, en particular desde que el nuevo jefe de despacho de la Casa Blanca, John Kelly, inició una revista del personal de la presidencia. Kelly había indicado a sus colaboradores estrechos de que habría cambios significativos, de acuerdo con un funcionario conocedor de sus planes pero sin autorización para hablar públicamente.

El presidente había reducido varias veces la función de Bannon y se negó a expresar confianza en él en una conferencia de prensa improvisada el martes. “Es una buena persona. La prensa lo trata de manera muy injusta en ese sentido”, dijo Trump. “Pero veremos qué sucede con el señor Bannon”.

Continúa leyendo: Steve Bannon, despedido como jefe de estrategia de Trump

Steve Bannon, despedido como jefe de estrategia de Trump

Foto: Eduardo Munoz Alvarez
AFP

El jefe de estrategia de Donald Trump, Steve Bannon, ha presentado su dimisión, informa la prensa estadounidense. Bannon habría provocado la ira del presidente al propiciar innumerables filtraciones en los medios para dañar a facciones rivales dentro de la Casa Blanca, según AFP. El consejero de Trump había presentado su dimisión el pasado 7 de agosto y el anuncio público estaba programado para la semana pasada pero este se ha retrasado, según The New York Times, debido al ataque racista de Charlottesville, en el que murieron tres personas.

El futuro de Steve Bannon, una de las figuras clave en la campaña presidencial que llevó a Donald Trump a la Casa Blanca, todavía es incierto y está discutiéndose dentro del círculo de Trump. El estratega es el antiguo editor de la web de noticias Breitbart News, un medio de comunicación estadounidense de extrema derecha, y ha sido calificado en ocasiones de supremacista blanco, según AFP. La salida de Bannon se produce días después de que el jefe de personal de la Casa Blanca, John Kelly, revisara su posición hace unos días, según la BBC.

Trump había levantado sospechas sobre este asunto cuando, la semana pasada, respondió “ya veremos” cuando un periodista le preguntó por el futuro de Bannon. Aunque tradicionalmente ha sido una de las personas más cercanas al presidente de Estados Unidos, Bannon había competido por ganar influencia dentro de la Casa Blanca con otros consejeros del presidente y con la propia familia Trump, según la prensa estadounidense.

La salida de Bannon de la Casas Blanca se produce días después de que Trump despidiera a su jefe de comunicación, Anthony Scaramucci, tan solo 10 días después de que fuera contratado. En ese caso, su salida también había sido una propuesta de John Kelly, que había tomado posesión del cargo aquel mismo día.

Tras conocer la noticia, el político demócrata Randy Bryce, ha bromeado en su cuenta de Twitter: “¿Trump ha despedido al presidente?”

Continúa leyendo: Dieciséis estados respaldan ante el Supremo el veto migratorio de Trump

Dieciséis estados respaldan ante el Supremo el veto migratorio de Trump

Foto: Amr Alfiky
Reuters

Dieciséis estados de EEUU, liderados por Texas, han respaldado este jueves ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos el polémico veto migratorio del presidente, Donald Trump, a refugiados y ciudadanos de seis países de mayoría musulmana. En el documento judicial presentado, el fiscal general de Texas, el republicano Ken Paxton, argumenta que una pausa en la entrada de ciudadanos de los países “propensos al terrorismo” está “justificada” para asegurar que aquellos que lleguen sean “minuciosamente investigados”.

Además del procurador texano, los fiscales generales de Alabama, Arizona, Arkansas, Florida, Kansas, Luisiana, Misuri, Dakota del Norte, Ohio, Oklahoma, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee y Virginia Occidental, junto con el gobernador de Misisipi, el también republicano Phil Bryant, han firmado este escrito.

Trump decretó en abril el cierre temporal de las fronteras de Estados Unidos para los inmigrantes de siete países de mayoría musulmana -Irán, Irak, Somalia, Sudán, Siria, Yemen y Libia-, una medida que fue rápidamente bloqueada por la Justicia.

El presidente decidió entonces firmar una segunda orden ejecutiva revisada que, a diferencia de la anterior, dejaba fuera a los ciudadanos de Irak y modificaba la disposición sobre los refugiados sirios al prohibir su entrada al país durante 120 días y no de manera indefinida, como establecía el veto original.

El presidente Trump está cumpliendo su promesa de asegurar nuestra frontera, proteger a nuestro país y mantener a los estadounidenses a salvo del terror”, se puede leer en el documento presentado por los 16 estados. Se trata de un “amicus curiae”, un documento aportado por terceros ajenos a un litigio que ofrece una opinión para colaborar con el tribunal en la resolución del caso.

El Tribunal Supremo aceptó en junio la petición del Gobierno de Trump de estudiar la legalidad de este controvertido veto migratorio a partir de otoño de este año y permitió que parte de él entrase en vigor.

Así, el ejecutivo estadounidense prohibió a partir del 29 de junio la entrada en el país durante noventa días a todos los ciudadanos de los seis países afectados por el decreto, salvo a los que puedan demostrar “una relación de buena fe” con cualquier persona, empresa o institución estadounidense, informa Efe.

Continúa leyendo: Trump: Quitar las "hermosas estatuas" de los confederados es "desgarrar la Historia"

Trump: Quitar las "hermosas estatuas" de los confederados es "desgarrar la Historia"

Foto: KEVIN LAMARQUE
Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho en Twitter que se encuentra “triste” al ver la historia de Estados Unidos “desgarrada” por la eliminación de sus “hermosas estatuas y monumentos”, haciendo eco de un estribillo popular de grupos de supremacistas blancos que se oponen a la eliminación de los monumentos de los personajes de la Confederación sudista.

“Es triste ver la historia y la cultura de nuestro gran país desgarradas con la remoción de nuestras hermosas estatuas y monumentos”, se lee en el tweet.

Trump, poco antes de estos tweets había justificado su tibia posición con la violencia racista en la localidad de Charlottesville (Virginia), diciendo que “hubo culpa de ambas partes”. “Hay dos partes en una historia”, dijo Trump en un acalorado encuentro con periodistas en la Trump Tower de Nueva York, donde acusó a los medios de mentir en la cobertura de esos hechos en los que hubo tres muertos y varios heridos. 

Cuando se le preguntó por qué esperó hasta el lunes para condenar explícitamente a los grupos de odio y racistas presentes el sábado en Charlottesville, Trump respondió que quería ser cuidadoso para no dar una “rápida declaración” sin contar con todos los hechos.

Funcionarios de varios estados han pedido la eliminación de monumentos públicos históricos que se han convertido en símbolos de la Confederación.

De hecho, durante la madrugada de este jueves, una alcaldesa de Baltimore, Catherine Pugh, mandó a retirar cuatro de estas estatuas mientras todos dormían. Esta medida fue tomada en la localidad, pocos días después de que estallara la violencia en protestas en la vecina Virginia en medio de los planes para retirar una estatua del general confederado Robert E. Lee.

Otros líderes de la ciudad e incluso algunos gobernadores, como Terry McAuliffe de Virginia, han expresado la necesidad de una acción similar a medida que los supremacistas blancos envalentonados prometen proteger estos puntos de referencia.

No solo estos monumentos se han convertido en epicentro de controversia. Este miércoles el Servicio Nacional de Parques detectó la pintada con spray rojo en una de las columnas del monumento que alberga la imponente estatua del presidente Abraham Lincoln sentado.

TOP