Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Una niña de cuatro años recorre el bosque siberiano para socorrer a su abuela

Foto: Martin Meissner
AP Images

Una niña de cuatro años caminó al menos 8 kilómetros a través de la helada Taiga siberiana  – el bosque boreal más grande del mundo – de la provincia rusa de Tuva para pedir ayuda para su abuela cuando esta cayó enferma, según informan medios rusos.

Saglana Salchak vive con sus abuelos en una granja situada en las profundidades del bosque forestal cerca de la frontera con Mongolia, mientras que su madre, Eleonora Salchak, y su padrastro cuidan de una manada de caballos en otra parte de la región, por lo que ella está acusada de un delito de negligencia. La población más cercana de la casa de los abuelos se encuentra aproximadamente a 20 km y la casa más próxima a 8 km.

La niña se levantó y comprobó que su abuela, de 60 años, no se movía. Tras hablar con su abuelo, ciego, la pequeña de cuatro años se adentró en la oscuridad de la mañana,  con temperaturas de 34 grados bajo cero con tan solo una caja de cerillas por si acaso debía hacer una fogata. A lo largo de la orilla del río y en medios de numerosas ventiscas de nieve, la pequeña tardó varias horas en recorrer los 8 km que la separaban de la casa de su vecino. Afortunadamente, ni la nieve, que normalmente llega al nivel del pecho, ni los lobos que en ocasiones han llegado a atacar al ganado de sus abuelos, le impidió seguir con la travesía.

Sin embargo, si no llega a ser por su vecino que la vio cerca de la casa, la niña hubiera pasado de largo sin darse cuenta de que había llegado. Los vecinos llamaron al personal médico del pueblo, quienes, después de reconocer a la niña, recorrieron el camino de vuelta a la granja para descubrir que la abuela había muerto de un ataque al corazón.

Saglana contó al periódico local, Komsomolskaya Pravda, que no tenía miedo de caminar por el bosque sola. “Tan solo caminé y caminé y llegué allí’ dice. Aun así admite que había pasado mucho frío y que “tenía muchas ganas de comer”. Como resultado, Saglana cogió un resfriado pero se recuperó rápidamente en el hospital local y la trasladaron al centro social en el que vive ahora.

Los medios de Tuva ya la han declarado héroe local. “No puedes impresionar fácilmente a los residentes de este distrito con historias extremas sobre la vida en la taiga”. El domingo, sin embargo, el comité de investigación de Tuva que revisa el caso de Saglana, abrió una causa penal contra Eleonora Salchak por dejar a la menor en peligro. “Sabía que los abuelos no tenían capacidad de adoptar las medidas necesarias para garantizar la seguridad de la niña”, concluyó el Comité en una nota de prensa.

Jornada de luto en Rusia por el accidente aéreo con 92 personas a bordo

Foto: Maxim Shemetov

Rusia guarda este lunes una jornada de luto después de que un avión militar se estrellase en el mar Negro, por causas aún desconocidas, con 92 personas a bordo, entre ellas los miembros del Coro del Ejército rojo que iban a celebrar la Nochevieja con las tropas en Siria. El ministro ruso de Transportes, Maxim Sokolov, ha explicado tras una reunión con la comisión especial creada la víspera, que entre las hipótesis sobre las causas del siniestro “no está incluida la del acto terrorista”.

La catástrofe, ocurrida el domingo por la mañana poco después de que el aparato despegara del aeropuerto de Sochi, provocó una gran conmoción en Rusia, donde el ‘Ensemble Alexandrov’, conocido por sus giras en el extranjero bajo el nombre de Coro del Ejército Rojo, es considerado uno de los símbolos del país y un orgullo nacional. El presidente Vladimir Putin ha anunciado un día de duelo nacional en homenaje a las víctimas y abogó por una “investigación minuciosa (…) para determinar las causas de la catástrofe”. En este sentido, el ministro Sokolov ha declarado que “pueden ser diversas. Los especialistas del comité de investigación las están analizando”. Los equipos de búsqueda han encontrado once cuerpos y más de 150 fragmentos del avión, explicó por su parte el portavoz del ministro de Defensa, Igor Konachenkov, en un comunicado. En la operación participan más de 3.500 personas, incluidos 150 submarinistas, 39 barcos, cinco helicópteros y varios drones, han informado las autoridades rusas, que han extendido el perímetro de búsqueda. A medio día se encontró la parte principal del fuselaje del avión siniestrado. “Los buzos han encontrado el fuselaje del avión que se estrelló ayer en el mar Negro”, informaron las las agencias locales, citando a un miembro del equipo de búsqueda y rescate del Ministerio de Emergencia en Sochi.

El Tupolev Tu-154 desapareció de los radares a las 05.27 hora local del domingo, dos minutos después de despegar del aeropuerto de Sochi rumbo a la base aérea de Hmeimim, cerca de Latakia, en Siria. En el aparato viajaban 84 pasajeros y ocho miembros de la tripulación. Los 64 miembros del Ensembre Alexandrov, incluido su director, y ocho militares, iban a celebrar la Nochevieja con los soldados rusos desplegados en el país desde septiembre de 2015 en apoyo al régimen del presidente sirio Bashar al Asad, aliado de Rusia desde hace tiempo. También iban a bordo nueve periodistas de las cadenas de televisión Pervy Kanal, NTV y Zvezda que iban a cubrir el concierto, dos altos cargos civiles y la responsable de una organización benéfica muy popular en Rusia, Elizavéta Glinka. Más conocida como doctora Liza, llevaba medicamentos para el hospital universitario de Latakia, informó el director del Consejo de los Derechos Humanos, dependiente del Kremlin, Mijaíl Fedotov, según la agencia de noticias rusa Interfax.

Los medios rusos silencian a los muertos en la guerra de Siria

Foto: ABD DOUMANY

Los trágicos acontecimientos que suceden en Alepo prácticamente cada día no se cuentan igual en los medios de comunicación de todo el mundo. De hecho, se parecen entre sí bastante poco. Mientras la mayoría de medios occidentales se centran en los bombardeos y las muertes de cientos de civiles, las noticias en Rusia están más enfocadas en defender la actuación del Kremlin en su colaboración con el ejército sirio.

“La Fuerza Aérea siria realiza ataques masivos contra los terroristas cerca de Alepo”, reza un titular de la agencia rusa RIA Novosti. Los medios internacionales, en cambio, contaban la masacre de decenas de personas tras el bombardeo de un hospital al este de la ciudad. Otros dos ataques aéreos de hace unas semanas también se informaron desde diferente perspectiva. En el primero, las tropas estadounidenses bombardearon Deir ez-Zor provocando la muerte de 62 personas. En Rusia se hicieron eco ampliamente de las disculpas de Estados Unidos y de las acusaciones de Siria de una conspiración para apoyar al Estado Islámico. Sin embargo, cuando se produjo el ataque a un convoy humanitario poco después, copó sus titulares con férreas defensas de su inocencia ante las acusaciones de Washington.

Donald Trump y Rusia, la historia de nunca acabar

Foto: JIM LO SCALZO
Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afrontó este viernes los escándalos de su fiscal general, Jeff Sessions, que sigue en el punto de mira por sus contactos con Moscú, mientras que su vicepresidente, Mike Pence, recibe críticas por haber usado un correo electrónico privado cuando era gobernador de Indiana.

Para tratar de contrarrestar los que considera una “caza de brujas” contra su Administración, Trump trató de vincular a los demócratas con Rusia y abogó por una “investigación inmediata” de los lazos del líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, con el presidente Vladímir Putin. En su cuenta en Twitter realizó dicha petición acompañada de una fotografía en la que aparecen juntos Putin y Schumer, a quien acusó de “hipócrita total”. Así mismo, demandó una segunda investigación sobre la líder demócrata de la Cámara Baja, Nancy Pelosi – a la que acusó de mentir, y Rusia.

En medio de la polémica en torno a Sessions, que Trump achaca a una persecución política contra él y sus colaboradores, Moscú salió al paso de las informaciones publicadas por medios estadounidenses en las que se afirma que el embajador Sergey Kislyak, es “uno de los espías y reclutadores de espías más importantes de Rusia en Washington”. Esta afirmación es “una provocación indignante y un increíble ataque para derribar a un diplomático ruso”, dijo el Ministerio de Exteriores en un comunicado en el que condenó las noticias por ser “falsas”.

En su defensa, el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, aseguró que los contactos con funcionarios y legisladores son parte de las tareas de un embajador. En cuanto a la presión sobre Sessions, comentó que “se asemeja a una cacería de brujas o la época del macartismo – periodo de la Guerra Fría especialmente tenso-  que creíamos había quedado en el pasado en Estados Unidos como país civilizado”.

Lavrov añadió en rueda de prensa que Rusia no imitará a Estados Unidos, pero añadió que “si aplicáramos el mismo principio a las actividades y contactos del embajador (estadounidense John) Tefft en Rusia, tendríamos un panorama bastante divertido”. En este sentido, en un mensaje sarcástico publicado en Facebook, la portavoz de la cancillería rusa, Maria Zajarova, dijo que al cruzarse con Tefft en la antesala del ministerio, le advirtió de que corría peligro al reunirse con diplomáticos rusos.

Por su parte, el portavoz del presidente Vladimir Putin, Dmitry Peskov, se limitó :a comentar en tornoa todo este asunto que “no tenemos nada que añadir a la amplia explicación del presidente Trump”.

El Kremlin celebra la elección de Tillerson como futuro secretario de Estado de EEUU

Foto: Kremlin

El anuncio de Donald Trump este martes confirmando que el presidente de la petrolera ExxonMobil, Rex Tillerson, será el próximo secretario de Estado de EEUU a partir de enero – nombre que había sido filtrado el pasado fin de semana – ha tenido una muy buena acogida en Rusia a tenor de las reacciones. Mientras el ministro de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, calificaba a Tillerson de “pragmático” y se mostraba optimista respecto a una nueva relación de colaboración entre los dos países, el consejero del Kremlin, Yuri Uchakov, ha dicho que Tillerson “es una persona sólida” y mantiene “buenas” relaciones con el presidente ruso Vladimir Putin”.

“Esperamos que ese pragmatismo sea una base sólida para el desarrollo de relaciones beneficiosas para la cooperación entre Rusia y Estados Unidos, y para la resolución de los problemas internacionales”, declaró el ministro de Exteriores en una rueda de prensa celebrada en Belgrado, según la agencia de noticias rusa Interfax. “Estamos dispuestos a trabajar con cualquier socio que desee relaciones que se desarrollen en condiciones de igualdad con Rusia”, añadió. Por su parte, Yuri Uchakov aseguró que el futuro secretario de Estado “mantiene buenas relaciones con otros altos cargos” del Kremlin, además de con Putin.
La designación de Tillerson, de 64 años, supone una apuesta clara por parte de

Trump de recuperar las relaciones entre Washington y Moscú que, con la Administración Obama, se han ido deteriorando, sobre todo desde la anexión de la península ucraniana de Crimea por parte de Rusia en 2014 y por la implicación de los rusos en el conflicto sirio.

TOP