Arranca el juicio por el asesinato de María del Carmen Martínez, viuda del expresidente de la CAM

Futuro

Arranca el juicio por el asesinato de María del Carmen Martínez, viuda del expresidente de la CAM
Foto: EFE

Han pasado casi tres años del asesinato a tiros de María del Carmen Martínez, la viuda del expresidente de la CAM. Un crimen brutal y muy polémico cuyo juicio comienza hoy en Alicante con la constitución del jurado popular que deberá juzgar al único procesado en la causa, el yerno de la víctima, Miguel López.

María del Carmen Martínez murió el 9 de diciembre de 2016 a la edad de 72 años tras recibir dos impactos de bala en la cabeza a corta distancia cuando iba a retirar su vehículo del lavadero del concesionario Novocar de Alicante, propiedad entonces de la familia y que administraba Miguel López, marido de la hija menor de la víctima.

Miguel López, quien declarará este martes en el juicio, fue detenido como presunto autor material del asesinato en febrero de 2017, aunque quedó en libertad provisional tras permanecer unos 40 días en prisión preventiva, al depositar una fianza de 150.000 euros.

Por su parte, la defensa asegura que él no se encontraba en el local en el momento del crimen. Una versión respaldada por las tres hijas de la fallecida. Solo el hijo mayor, heredero del negocio familiar, forma la acusación particular, que junto a la Fiscalía aseguran que el sospechoso volvió a su negocio y que lo hizo acompañado de María del Carmen. Según su versión, una vez allí, el presunto homicida habría disparado contra la mujer. En su ropa no se encontraron restos de pólvora, ni tampoco su ADN en el lugar del delito, pero sospechan que podría haber manipulado el arma.

En la primera jornada de la sesión se elegirá a las once personas -nueve titulares y dos suplentes- que integrarán el tribunal popular de entre un mínimo de una veintena de ciudadanos que habían resultado preseleccionados como aspirantes por sorteo aleatorio.

Además de la constitución del jurado, que se llevará a cabo por la mañana, está prevista, ya por la tarde, una inspección ocular al lavadero del concesionario de vehículo en el que tuvo lugar el suceso.