Arranca la selectividad más atípica de la historia

Sociedad

Arranca la selectividad más atípica de la historia
Foto: J.M.García| EFE

El temor a no estar bien preparados tras el corte de las clases presenciales por el coronavirus, los cambios en la normativa de la selectividad o la incertidumbre sobre el temario, van a incrementar este año la ansiedad y el habitual nerviosismo con el que los alumnos se enfrentan a esta prueba de acceso a la universidad.

Los datos: unos 217.000 alumnos realizaran la EBAU (Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad) entre el martes 23 de junio y el viernes 10 de julio en su convocatoria ordinaria, y entre el nueve y 17 de septiembre en la extraordinaria.

El martes a las 10.00 horas arranca la convocatoria más atípica que se recuerda de la EBAU. Los estudiantes de Navarra serán los primeros en examinarse. También Extremadura y Asturias han convocado la prueba, conocida como Ebau o Evau, según la comunidad, a final de este mes, mientras que el resto han optado por hacerlas en julio.

El 1 de julio comenzará la Selectividad en Castilla y León y en Canarias, mientras la gran mayoría de las comunidades lo harán en la segunda semana de julio. El lunes 6 comienza en Castilla-La Mancha, País Vasco, Madrid y Murcia, mientras el martes 7 será turno de los alumnos de Andalucía, Aragón, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Baleares. Los últimos exámenes de la EBAU de 2020 se celebrarán en Cantabria y La Rioja a partir del miércoles 8 de julio hasta el viernes 10.

Exámenes en pabellones polideportivos

Los exámenes se van a realizar con medidas sanitarias excepcionales para evitar contagios, como el uso de mascarillas o la multiplicación de sedes, incluyendo pabellones deportivos o recintos feriales, para evitar aglomeraciones con entradas escalonadas. De esta forma se facilitará que los estudiantes estén suficientemente separados por dos metros en las aulas, que deben ser desinfectadas después de cada prueba. Por ejemplo, en el caso de Aragón se pasa de las 14 sedes del año pasado a 84, y su gobierno recomienda acudir a pie a los exámenes para prescindir del uso del transporte público.

Al pasar a la fase 2 y con las evaluaciones de 2ª de Bachillerato ya cerradas, cada comunidad fue organizando clases presenciales voluntarias para ayudar a los estudiantes a preparar estas pruebas, según ha explicado a Efe el secretario de Acción Sindical del sindicato de docentes de la escuela pública ANPE, Ramón Izquierdo.

Izquierdo considera «esencial» que los alumnos cuenten con este apoyo extra presencial, aunque, si no es posible desarrollarlo, también cree que «es importante la atención telemática para resolver dudas», que para algunas asignaturas califica de «fundamental».