Banksy pierde los derechos de autor de 'Lanzador de flores' por mantener su anonimato

Cultura

Banksy pierde los derechos de autor de 'Lanzador de flores' por mantener su anonimato
Foto: Tim Ireland| AP Photo

El artista callejero Banksy ha perdido una batalla legal de dos años con una compañía de tarjetas de felicitación en torno a su grafiti Lanzador de flores. La oficina europea competente ha dictaminado que el anonimato del británico supone que «no puede ser identificado como el propietario intelectual de dicha obra».

En contexto: el misterioso artista, cuyas obras han aparecido de la noche a la mañana en emplazamientos de medio mundo, esculpió Lanzador de flores —en la que un hombre con la boca tapada lanza flores como si fuesen cócteles molotov— en 2005 en un muro de Jerusalén. En 2014, Banksy consiguió la marca registrada de la Unión Europea por la pieza. Ahora, para proteger el copyright, el británico «tendría que perder su anonimato, lo cual lo perjudicaría».

La decisión ha sido tomada por parte de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), con sede en Alicante. En concreto, la empresa Full Colour Black, que fabrica tarjetas de felicitación y quería utilizar esa misma imagen, llevaba argumentando desde hace varios años atrás que la marca registrada había sido obtenida de mala fe, pues el artista nunca tuvo intención de usarla para comercializar con ella.

En un intento para proteger la obra y justificar los derechos de autor, Banksy abrió una tienda de regalos el año pasado en Londres con el nombre Producto Interno Bruto.

Un plan que, sin embargo, no le ha servido pues las autoridades competentes en propiedad intelectual han dado la razón a Full Colour Black. «Es evidente que cuando (Banksy) pidió la marca registrada de la UE, no tenía ninguna intención de utilizar el símbolo para comercializar bienes o proveer servicios», ha señalado la EUIPO.

La oficina europea ha dictaminado que la marca registrada es inválida y ha condenado, tanto a Banksy como a su abogado, a pagar las costas asumidas en el proceso por la compañía de postales. Esta decisión puede ser recurrida en un plazo de dos meses.

Aaron Mills, abogado que ha representado a Full Colour Black, ha señalado a LAD Bible que este fallo podría significar que «todas las marcas registradas de Banksy están en riesgo, pues todas sus obras tienen el mismo problema».