Barricadas en llamas y cargas policiales en la tercera noche de protestas por la condena de Hasél

Sociedad

Barricadas en llamas y cargas policiales en la tercera noche de protestas por la condena de Hasél
Foto: NACHO DOCE| Reuters

Grupos de manifestantes han quemado contenedores y han arrojado piedras, botellas y pirotecnia contra los Mossos d’Esquadra en la tercera noche de protestas en Barcelona para pedir la libertad del rapero Pablo Hasél. También han atacado la fachada de la sede de El Periódico. En Valencia, los disturbios dejan ya ocho detenidos escaramuzas callejeras y al menos un herido.

En contexto: por tercera noche consecutiva, centenares de personas han salido a la calle en Barcelona y otras localidades catalanas y en Valencia para protestar por el encarcelamiento de Hasél. Cada noche, los disturbios se tornan más violentos. El rapero ha recibido este jueves otra condena de dos años y medio por amenazar a un testigo en un juicio contra la Guardia de Lleida. 

En Barcelona, los manifestantes se han concentrado en la plaza Tetuán poco después de las 19:30 horas y de allí se han dirigido a la sede de la consellería de Interior, situada a escasos metros, que estaba blindada por un amplio dispositivo policial. Ante esta situación, grupos de manifestantes han arrojado piedras, botellas y pirotécnica contra los agentes, ante lo que los Mossos han efectuado varios avisos para que detuvieran su actuación.

Los concentrados se han dispersado entonces por las calles adyacentes, donde han tirado motocicletas al suelo y han cruzado en la vía contenedores, que han incendiado en las calles Bailén, Aragón, Girona y Valencia.

Muy cerca de la sede de la consellería de Interior se encuentra la redacción de El Periódico de Cataluña, donde algunos manifestantes han arrojado piedras contra la puerta principal, han roto algunos cristales y han efectuado algunas pintadas. Durante la protesta, algunos de los concentrados ha arremetido contra los periodistas que tomaban imágenes.

En Valencia, la concentración, convocada por redes sociales por colectivos independentistas al igual que el pasado martes y con el lema ‘Estem fartes’ (Estamos hartos), ha comenzado sobre las siete de la tarde en la plaza de San Agustín con un gran dispositivo policial para contener a los más de 300 jóvenes allí congregados. Ante la intención de estos de manifestarse por el centro de la capital se han registrado las primeras cargas policiales, que han dejado a algunos de los concentrados con heridas sangrantes.