La fiscalía de Bolivia acusa a Evo Morales de terrorismo y pide su detención

Política y conflictos

La fiscalía de Bolivia acusa a Evo Morales de terrorismo y pide su detención
Foto: Juan Ignacio Roncoroni| EFE

La Fiscalía de Bolivia ha emitido una acusación formal por supuestos delitos de terrorismo contra Evo Morales, que se encuentra ahora mismo en Argentina, en la que pide su detención preventiva.

En contexto: el expresidente del país boliviano está siendo investigado por el ‘Caso Audio’, cuyo origen fue una una grabación telefónica en la que una voz que se atribuye a Morales instaba a bloquear ciudades durante el conflicto político y social que atravesó Bolivia entre octubre y noviembre de 2019.

La imputación presentada el pasado lunes se basa en una conversación telefónica entre Morales y el dirigente cocalero Faustino Yucra en la que, Morales instruyó al dirigente cocalero que cometiese «actos ilícitos» durante las protestas que barrieron el país. La conversación telefónica tuvo lugar el 14 de noviembre de 2019, según las investigaciones de la Fiscalía. En este momento, Morales ya estaba en Ciudad de México –antes de ir Buenos Aires, donde se encuentra en este momento– tras presentar su dimisión «forzado por un golpe de estado».

Además, un informe de llamadas a las líneas telefónicas de ambos realizado por el Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial de Bolivia muestra que Morales y Yucra se habrían comunicado en al menos dos ocasiones más entre el 12 y 17 de noviembre de 2019, según informa la Fiscalía.

Más tarde, se encontró en un teléfono de Alejandro Y.S., hijo de Faustino Yucra, un video que circuló en redes sociales y que incluye un extracto de la conversación. El audio se envió al Cuerpo Técnico de Investigación del Ministerio Público de Colombia, que concluyó que existe «una alta probabilidad de identificación de la voz» de Morales, destaca el boletín.

El audio incluye frases como «hermano, que no entre comida a las ciudades, vamos a bloquear, cerco de verdad«, que supuestamente pronuncia el expresidente.

Yucra fue enviado bajo detención preventiva a un penal de la ciudad boliviana de Santa Cruz tras ser detenido el pasado abril, por acusaciones de terrorismo y sedición dentro de este mismo proceso judicial, que se encuentra en fase preliminar.

Morales enfrenta en este momento varios procesos por distintas acusaciones en Bolivia, tras denuncias entre otros del propio Gobierno interino boliviano, por las que la Fiscalía ya ha emitido peticiones a Interpol para detenerle.